Público
Público

Cientos de personas piden que la Generalitat cumpla y garantice las prestaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alrededor de 1.800 personas, según la Policía Nacional, ha acudido a la manifestación convocada por los sindicatos CCOO y UGT para reclamar a la Generalitat que no permita a los empresarios aprovechar la crisis para despedir a trabajadores y garantice las prestaciones sociales a los parados.

Bajo el lema "Por el empleo y las prestaciones sociales", los dos sindicatos han protagonizado la movilización que ha salido de la plaza San Agustín y ha culminado en la de la Virgen, donde sus secretarios generales han tomado la palabra para instarle a cumplir los acuerdos suscritos con sus organizaciones.

En ese sentido, tanto el secretario general de la UGT en la Comunitat, Rafael Recuenco, como su homólogo de CCOO, Joan Sifre, han justificado sus criticas a la Generalitat "porque es con la que se firman los acuerdos" y es también "la que autoriza los expedientes de regulación de empleo".

Recuenco ha calificado de "espectáculo vergonzoso" la actuación de los empresarios que, en su opinión, están aprovechando la crisis para acometer ERE con la connivencia de la Administración autonómica y, en ese sentido, Sifre ha asegurado que la mayoría "no reciben el visto bueno de los sindicatos".

El secretario de CCOO ha acusado a la patronal de "manipular" la crisis para despedir a empleados y rebajar las condiciones pactadas en los convenios mientras que al Consell le ha recriminado su falta de políticas industriales y de innovación, de basar la economía valenciana en la construcción, de permitir la especulación y de generar una "falsa sensación" de riqueza.

Aunque ha reconocido que otros gobiernos también tienen responsabilidad en la situación actual, Sifre cree que es la Generalitat la máxima responsable de la situación valenciana porque "no ha elaborado las políticas adecuadas".

Por su parte, el líder sindical de UGT ha aprovechado su alocución para denunciar que el conseller de Economía, Gerardo Camps, les convocara ayer en el PAVACE, "casualmente" un día antes de la manifestación, cuando los sindicatos habían pedido una reunión desde el 3 de noviembre.

El líder de UGT ha querido atajar las críticas del conseller que ayer les acusó "de no querer hablar de los despidos", además de hacer un reconocimiento a los empleados de los medios de comunicación por ser el colectivo "más precario".

En el recorrido, que ha transcurrido sin incidentes, cientos de sindicalistas se han agrupado tras pancartas de varias federaciones y empresas como Sáez Merino y Ford, cuyos representantes en el Comité de Empresa han reconocido que los ERE temporales continuarán durante todo el año en la factoría de Almussafes.

Sin embargo, mantienen la esperanza de que la compañía reestructure la producción y asuma que tiene plantas en Europa "que no son rentables", según el portavoz de UGT, Gonzalo Pino, quien ha advertido de que la factoría valenciana "ya ha hecho todo lo que podía hacer por contribuir a mejorar los resultados de Ford".

Por su parte, la Plataforma contra la crisis y por los derechos sociales, integrada por una treintena de asociaciones, colectivos y sindicatos, ha convocado otra movilización que ha salido del mismo punto pero media hora después.

Su pretensión era escenificar una "clara diferencia" con los dos sindicatos mayoritarios a los que considera "cómplices" de la situación actual de los trabajadores.

Esta manifestación ha culminado en la plaza de la Reina donde, según la Policía, se han congregado alrededor de trescientas personas.