Público
Público

Con el cierre de la Puerta Santa, concluye un Xacobeo con afluencia récord

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El arzobispo de Santiago de Compostela, Julián Lago, ha presidido esta tarde la ceremonia de cierre de la Puerta Santa, con lo que concluye el Xacobeo 2010.

Este Año Santo que concluye hoy se ha caracterizado por ser el de mayor afluencia de peregrinos y visitantes de la historia, entre ellos el papa Benedicto XVI.

Entre los 9,2 millones de viajeros a Santiago de Compostela durante este año, según la estadística de la administración gallega, 2010 se cierra con cerca de 270.000 peregrinos que han atravesado la Puerta que hoy ha sido clausurada hasta el 31 de diciembre de 2020, cuando se inaugure el próximo Año Santo de 2011, el próximo en que el 25 de julio caerá en domingo.

Tanto la afluencia de viajeros en general como de peregrinos ha arrojado cifras récord en la larga tradición del Camino de Santiago, de forma que la progresión de los segundos en los últimos Años Santos fue de 99.000 en 1993, 154.000 en 1999, 179.000 en 2004 y 270.000 en el actual.

El acto de cierre de la Puerta Santa se inició con la recepción de las autoridades civiles en la Plaza del Obradoiro, encabezados por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, como delegado regio, y los también gallegos José Blanco, ministro de Fomento, y Mariano Rajoy, presidente del PP.

Tras el desfile de tropas de la Brilat de Pontevedra, la comitiva se desplazó desde el Pórtico de la Gloria hasta la plaza de A Quintana, a donde se abre la Puerta Santa.

En el exterior de la catedral se celebró la ceremonia de cierre propiamente dicha ante centenares de fieles y con presencia de la presidenta del Parlamento, del Gobierno gallego en pleno, presidentes del Tribunal Superior, del Concello da Cultura, Delegado del Gobierno, Valedor do Pobo, alcalde de Santiago, entre otros.

Previamente habían entrado por la Puerta Santa los últimos peregrinos, que estos días formaron grandes colas para acceder por ella al templo. El último fue Constantino Gómez Taboada, que llegó desde A Coruña y se manifestó en declaraciones a Efe emocionado y sorprendido por esta circunstancia.

Dentro del recinto de la Puerta, tras orar unos minutos, el arzobispo Julián Barrio empujó ambas jambas y cerró la puerta con llave, hasta dentro de once años, mientras un coro cantó el "Aleluya" de Haendel.

Tras el cierre de la puerta, fue leída una comunicación del papa Benedicto XVI en la que recordó su reciente viaje a Compostela y a los miles de peregrinos que hicieron el Camino de Santiago, en el que "compartieron preocupaciones, esperanzas y desafíos".

También hizo una especial mención a los jóvenes y a la Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará el año próximo en Madrid.

En la misa posterior, el arzobispo compostelano leyó una homilía eminentemente pastoral, en la que se refirió al sentimiento de la Iglesia de "la necesidad de presentar en términos culturales modernos el fruto de la herencia espiritual, intelectual y moral del catolicismo".

Recordó también a los miles de peregrinos llegados a Santiago, "con las partituras de sus vidas incompletas unas, con notas disonantes otras", y agradeció de nuevo la visita de Benedicto XVI.

El prelado concluyó con el agradecimiento también a las distintas administraciones, central, autonómica y local, "por las ayudas y servicios prestados para una buena acogida de los peregrinos".