Público
Público

La cifra de muertos al hundirse una escuela en Haití llega a 75

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La cifra de muertos en el hundimiento de una destartalada escuela religiosa en un empobrecido barrio en las afueras de la capital de Haití ascendió el sábado a 75, después de que los servicios de rescate encontraran una habitación donde había 17 víctimas más, muchos de ellos niños, dijeron las autoridades.

Los servicios de rescate trabajaron toda la noche con gigantescas luces de generadores para buscar supervivientes del colapso de las tres plantas del colegio La Promesse, en Nerettes, cerca de Puerto Príncipe, que se derrumbó el viernes mientras se daban clases aplastando también a algunas casas vecinas.

El presidente Réné Préval, que visitó el lugar de la tragedia el sábado por la mañana, dijo que los bomberos dejaron caer agua y galletas para un grupo de niños a través de distintos orificios dejados por los escombros y que están centrando sus esfuerzos en llegar a ellos.

"Anoche estábamos seguros de que al menos había siete niños con vida. Logramos rescatar a uno de ellos, pero hemos perdido todas las señales de que los otros estén con vida", indicó. "Algunos dicen que tal vez estén durmiendo. Otros temen que hayan muerto".

Mientras Préval hablaba, uno de los efectivos del rescate, Yves Torchon llegó con malas noticias.

"Señor presidente, se ha descubierto una habitación en la que al menos hay 17 personas muertas", dijo, y advirtió que es probable que la cifra siga aumentando.

Hasta el momento hay 124 heridos. Responsables gubernamentales indicaron que había 700 niños inscritos en el colegio pero que se desconoce cuántos estaban en el edificio en el momento del derrumbe.

"Es como un terremoto", indicó el general brasileño Carlos dos Santos Cruz, quien dirige a las tropas de la ONU en Haití.

DESESPERACIÓN

Las calles adyacentes al colegio estaban abarrotadas de personas que buscaban a sus seres queridos.

"Te destroza el corazón ver a esos niños bajo los escombros sin poder hacer nada para ayudarles", declaró el presidente. "Como padre es devastador ver un desastre así".

Un niño cuyas piernas quedaron atrapadas bajo las ruinas rogaba a los bomberos que "por favor" le cortaran el pie, comentó uno de ellos a Reuters.

Una de las personas que está trabajando en las tareas de rescate indicó que entre los muertos hay toda una clase de filosofía, con la excepción de una de las alumnas que justo en el momento del hundimiento estaba en el baño.

"Mi hijo de 15 años está muerto. Es mi único hijo", sollozaba Josiane Dandin, de 40 años. "No se qué voy a hacer".

Otra mujer gritaba por su hija desaparecida de 12 año: "No se si está viva o muerta".

La empobrecida nación caribeña carece de equipos sofisticados de rescate.

Haití aún busca recuperarse de la destrucción que dejaron las cuatro tormentas tropicales y huracanes que golpearon la zona durante este año, causando más de 800 muertos y destruyendo el 60 por ciento de los cultivos del país.