Público
Público

Uno de cada cinco adultos en todo el mundo no sabe leer ni escribir

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Uno de cada cinco adultos en todo el mundo no sabe leer ni escribir, denuncia la OGN Manos Unidas en el Día Internacional de la Alfabetización que se celebra hoy, con el lema central de "La alfabetización y la salud".

Todavía alrededor de 774 millones de adultos en el mundo están pendientes de alfabetizar y 75 millones de niños quedan excluidos del sistema escolar, con lo que uno de los Objetivos del Desarrollo del Milenio que la ONU estableció para 2015, la mejora de la tasa de alfabetización de adultos en un 50 por ciento, está lejos de cumplirse, señala una nota de Manos Unidas.

El otro eje del Día Internacional de la Alfabetización es la salud, a la que se refiere el 5º Objetivo de Desarrollo del Milenio, en el que trabaja de Manos Unidas, que recuerda las palabras del director general de la UNESCO, Koichiro Matsuura, "una persona analfabeta es mucho más vulnerable a la mala salud y difícilmente buscará asistencia médica".

La nota señala que, en este sentido, un estudio realizado en 32 países revela que las mujeres con educación secundaria tienen cinco veces más posibilidades de recibir información sobre el SIDA que las analfabetas y que la mortalidad infantil es mayor cuando la madre no sabe leer ni escribir.

Manos Unidas ha apoyado 220 proyectos educativos, (10.739.872 euros) y 84 proyectos sanitarios (4.747.983 euros) en los que directa o indirectamente están vinculadas mujeres y niños, según datos de la organización.

La ONG INTERVIDA informa hoy que en Senegal, donde desarrolla planes para acabar con el analfabetismo y atiende centros socioculturales donde ofrece formación técnica y profesional, el 51 por ciento de los jóvenes, 133 millones, de entre 15 y 24 años son analfabetos.

Recuerda que la aplicación y elaboración de estrategias que proporcionen a los jóvenes un trabajo digno y productivo, es otro de los Objetivos del Milenio de la ONU, y que este es un segmento de población que registra la mitad de los desempleados del mundo, según datos del PNUD, y que África subsahariana se dan las tasas más altas de desempleo, una de las regiones más pobres del planeta.