Público
Público

Cinco años de un muro ilegal

La valla que levanta Israel en Cisjordania fue declarada ilegal por un Tribunal Internacional. Cuando termine de construirla se habrá anexionado el 9 % de esa zona de Palestina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) llamó hoy a la ONU, EEUU y la comunidad internacional a presionar a Israel para que desmantele el muro que construye en Cisjordania, declarado ilegal por el Tribunal Internacional de Justicia hace cinco años. 'La decisión del tribunal, que fue adoptada por la Asamblea General de la ONU, establece que la barrera y los asentamientos, incluida Jerusalén Este, no son legales', manifestó hoy el primer ministro palestino, Salam Fayad, en la reunión semanal del Gobierno de la ANP, con sede en la ciudad cisjordana de Ramala.

Hoy se cumple el quinto aniversario del dictamen no-vinculante del TIJ en 2004, decisión a la que Israel ha hecho caso omiso mientras continúa la construcción de la barrera, verja o muro de separación, según la forma que adquiere al rodear ciudades o aldeas palestinas y serpentear por el territorio ocupado.

El Gobierno israelí comenzó el proyecto en 2002 con el objetivo de impedir la infiltración de atacantes en Israel o los asentamientos judíos, sin embargo, la obra siempre ha estado cargada de polémica y provoca airadas críticas internacionales, así como devastadoras consecuencias sobre la población palestina.

El tribunal internacional recomendó a Israel que desmantelase los tramos de la barrera levantados en Cisjordania e indemnizara a los palestinos afectados.'Exigimos al Consejo de Seguridad de la ONU y al secretario general que tome medidas para que Israel cumpla la decisión de la corte', apostilló el jefe del Gobierno palestino.


Por su parte, el jefe negociador palestino, Saeb Erekat, apunta en un comunicado que 'la comunidad internacional ha señalado su intención de desempeñar un papel más activo y constructivo en facilitar el fin del conflicto palestino-israelí, forjando una paz global para Oriente Medio'. Y en ese sentido, considera que 'el muro no es una medida basada en la seguridad', sino que se trata de 'una grave violación del derecho internacional y de los derechos básicos de los palestins'.

Erekat afirma que el veredicto del TIJ 'provee a la comunidad internacional de una clara oportunidad de actuar de forma honesta y ecuánime, haciendo coincidir su compromiso con la paz con el respeto a la ley que protege los derechos de los estados y los pueblos'.

El Departamento de Asuntos de las Negociaciones de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), que encabeza el propio Erekat, estima que una vez completado el proyecto, la barrera anexará de facto el 9 por ciento de Cisjordania a Israel, incluyendo Jerusalén Este y el Valle del Latrún.

También estima que el 82 por ciento del muro es o será construido sobre territorio ocupado palestino e incorporará cerca de 80 asentaientos israelíes, donde residen unos 385.000 colonos.

La Oficina de la ONU de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Jerusalén, estima en 709 kilómetros el perímetro total que tendrá la barrera una vez completada. Según esos datos, hasta la fecha se han levantado 413 kilómetros, cerca del 60 por ciento del recorrido proyectado, mientras que 73 kilómetros están bajo construcción y 223 figuran en los planes.