Publicado: 01.12.2013 11:56 |Actualizado: 01.12.2013 11:56

Cinco detenciones se suman a la del cura de Borja, acusado de robar 210.000 euros de la parroquia

La Guardia Civil descarta que haya nuevos detenidos. El párroco declara ante la jueza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Otras cinco personas han sido detenidas este domingo por un supuesto delito de extorsión, pertenencia a grupo criminal y de blanqueo de capitales, arrestos que se suman al del cura de Borja (Zaragoza), acusado de haberse apropiado de más 210.000 euros de la parroquia, entre otras imputaciones.

Este caso "en absoluto" tiene que ver con la recaudación de la obra del Eccehomo, que adquirió fama internacional y que se exhibe en una iglesia del pueblo, donde el cura sí da misa, pero que no es la parroquia, según ha dicho a los periodistas el abogado defensor del sacerdote, Enrique Trevillé.

A las puertas del juzgado, donde está previsto que el párroco de Borja pase a prestar declaración ante el juez, la portavoz de la Guardia Civil, Ana Cristina Otín, informó a los periodistas de que estas últimas cinco detenciones se han producido hacia las once de la mañana y da prácticamente por descartado que se produzcan otras nuevas.

Está previsto que en poco tiempo el cura de Borja pase a declarar al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Tarazona (Zaragoza) ante su titular, Nieves Pérez Martín.

Al sacerdote, de 70 años, se le imputan varios delitos como haberse apropiado de unos 210.000 euros parroquiales, además del delito continuado de abusos sexuales, otro de blanqueo de capitales, otro de coacciones y dos de denuncia falsa.

La operación, llamada Espino, comenzó el pasado mes de mayo a raíz de dos denuncias presentadas por asuntos de índole patrimonial. Se trata de un "caso delicado", en el que la Guardia Civil "se ha empleado a fondo", ya que la investigación es "laboriosa" y se está tratando "con la máxima discreción", explicó la portavoz de la Benemérita. En estos momentos, la investigación se está centrando, además de en las declaraciones de los arrestados, en revisar el material informático hallado en la casa parroquial, así como en el registro de llamadas entrantes y salientes del sacerdote.

La cuantía que se calcula que se podría haber desviado presuntamente supera los 210.000 euros. La detención del cura se produjo el pasado viernes a las dos de la tarde.

A las diez de la mañana de hoy, domingo, llegaron al Juzgado los abogados de la defensa del sacerdote, entre ellos, Trevillé que aseguró, en declaraciones a los periodistas, que llegaba con la convicción de que el cura es "inocente".

Según dijo, el cura estuvo "totalmente" colaborador en su declaración ante la Guardia Civil, por cuyo contenido el abogado no deduce "ningún viso de ilegalidad". El cura abandonó poco antes de las nueve de la noche del viernes el cuartel de la Guardia Civil de Borja, para ser trasladado a otras dependencias del instituto armando próximas a la localidad.