Público
Público

Cinco detenidos en Escandinavia por planear un atentado contra el diario de las caricaturas de Mahoma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las fuerzas de seguridad de Suecia y Dinamarca detuvieron hoy a cinco presuntos islamistas acusados de estar preparando un atentado terrorista "inminente" contra el periódico danés que publicó las polémicas caricaturas de Mahoma.

Jakob Scharf, responsable de los servicios de inteligencia daneses (PET), indicó en una rueda de prensa conjunta con su homólogo sueco que en el registro de un inmueble en las afueras de Copenhague la policía se incautó de una "ametralladora moderna" con silenciador y de abundante munición.

Además, apuntó que cuatro de estos "militantes islamistas ligados a redes terroristas internacionales" fueron arrestados en Dinamarca, pocas horas después de haber entrado en el país desde la vecina Suecia, y que el quinto sospechoso fue detenido en Suecia.

Scharf añadió que el objetivo del grupo era adentrarse en la céntrica sede del periódico "Jyllands-Posten" en Copenhague, en la que también se alojan otros dos medios de comunicación, y "matar a tantos trabajadores como fuese posible".

La redacción de ese diario está permanentemente vigilada por las fuerzas de seguridad desde la publicación de las controvertidas caricaturas hace cinco años, que causaron una oleada de indignación y violencia en el mundo islámico.

"Con estas detenciones hemos logrado impedir un ataque terrorista inminente por parte de varios de los sospechosos", aseguró el responsable de los servicios secretos daneses.

Los arrestados son un tunecino de 44 años, un sueco de origen libanés de 29 años, un sueco de 30 años, un iraquí de 26 años que residió anteriormente en Dinamarca y un sueco de origen tunecino de 37 años.

"Estos arrestos subrayan la gravedad de la amenaza terrorista que se cierne directamente sobre Dinamarca y en especial contra las instituciones y personas ligadas al caso de las caricaturas", apostilló Scharf.

Por su parte, el jefe del servicio secreto sueco (Säpo), Anders Danielsson, señaló en la rueda de prensa que el seguimiento a los sospechosos llevaba "varios meses" en marcha y que la operación había concluido con éxito gracias a la estrecha cooperación entre ambos países.

En un acto separado, el ministro de Justicia danés, Lars Barfoed, aseguró que este "indignante y atroz" plan islamista podría haberse convertido en el "peor ataque terrorista" lanzado contra Dinamarca.

El pasado noviembre, las autoridades de Dinamarca y Suecia decidieron reforzar sus dispositivos de seguridad antiterrorista ante los crecientes indicios de que un varios grupos terroristas islamistas planeaban perpetrar atentados en sus territorios.

El pasado 11 de diciembre, se inmoló en el centro de Estocolmo el islamista de origen iraquí Taimour Abdulwahab, que llevaba un cinturón-bomba, otra bomba más y una olla a presión en su mochila, pero que no logró matar a nadie más al hacer detonar su carga.

El periódico danés "Jyllands-Posten", uno de los tabloides de mayor difusión del país, está en el objetivo del radicalismo islámico desde la publicación de las doce caricaturas alusivas a Mahoma, entre las que se encontraba la famosa del profeta con una bomba alojada en el turbante.

La publicación de esos dibujos, consideradas blasfemas en el ámbito islámico, generó graves protestas en el mundo musulmán, llamadas al boicot a productos daneses, ataques a legaciones diplomáticas de Dinamarca y violentos disturbios, con un total de 150 muertos.

Medios de todo el mundo occidental se solidarizaron, por su parte, con el diario danés y reprodujeron simultáneamente las caricaturas, convertidas en símbolo de la libertad de expresión.

La Policía danesa ha desactivado hasta el momento varios intentos frustrados de atentado contra la sede de este periódico y contra el autor de la caricatura más controvertida de Mahoma, Kurt Westergaard.

El propio Westergaard vive desde hace años bajo protección policial continua por las amenazas de muerte que ha recibido y que se concretaron, por última vez, a principio de año cuando un individuo armado con un hacha y un cuchillo irrumpió en su casa sin mayores consecuencias.

El dibujante dejó hace unos meses su colaboración con este rotativo y publicó el pasado diciembre un libro de memorias, en que se incluye la caricatura.