Público
Público

Cinco detenidos en el Ulster ganan una reclamación judicial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cinco personas detenidas por su presunta vinculación con el asesinato de dos soldados británicos y un policía norirlandés fueron puestas en libertad el miércoles por una sentencia judicial que supone un reto a la dura legislación antiterrorista de Reino Unido.

El High Court Lord Chief Justice Brian Kerr (la máxima autoridad judicial en Irlanda del Norte) anuló la orden de un tribunal inferior, que dio a la policía más tiempo para interrogar a seis personas por el asesinato a tiros de los dos soldados el 7 de marzo y del policía dos días después.

Cinco de ellos fueron puestos en libertad en la comisaría de Antrim poco después de la sentencia. El sexto permanece en custodia y su abogado dijo que ha sido arrestado nuevamente según la ley antiterrorista.

Las leyes antiterroristas británicas permiten a la policía detener a los sospechosos hasta 28 días, pero la sentencia de Kerr, basada en un tecnicismo, parece ser un revés para el primer ministro, Gordon Brown.

"Es un veredicto seminal y tiene implicaciones de gran alcance para el comportamiento de las investigaciones policiales graves en todo Reino Unido", dijo Kevin Winters, abogado de uno de los liberados.

Uno de sus abogados ha dicho que están estudiando presentar una demanda contra la policía por arresto ilegal y detención indebida.

Brown ha mostrado con frecuencia su determinación de reforzar la legislación antiterrorista tras varios atentados cometidos y otros evitados en Reino Unido.

Cuatro de las cinco personas puestas en libertad llevaban detenidas desde el 14 de marzo por su presunta vinculación con el asesinato de los soldados. La comisaría en la que se encontraban está a poco más de un kilómetro de los cuarteles de Massereene, a cuyas puertas fueron tiroteados ambos cuando salieron a recoger una pizza.

El ministro de Justicia y Orden, Paul Goggins, dijo que los sospechosos fueron puestos en libertad debido a una cuestión técnica y que la investigación policial tiene el apoyo de toda la comunidad.

"Los ataques en Irlanda del Norte son objeto de una fuerte y continuada investigación policial", manifestó en un comunicado.

Dos personas, una de ellas un adolescente de 17 años, han sido acusadas del asesinato del policía.

GRUPOS DISIDENTES

El año pasado, la Cámara Alta del Parlamento británico rechazó una propuesta gubernamental que habría permitido a la policía detener a sospechosos hasta 42 días antes de presentar cargos contra ellos o ponerles en libertad.

El integrismo islámico ha reemplazado al IRA como la principal preocupación para la seguridad de Reino Unido desde que los acuerdos de paz del Viernes Santo de 1998 pusieron fin a la campaña de violencia del Ejército Republicano Irlandés contra el mandato británico en Irlanda del Norte.

Pero grupos disidentes del IRA, que quieren acabar con la presencia británica en la provincia por la fuerza, acabaron con más de una década de paz en el Ulster con los tres asesinatos.

La familia del hombre que continúa detenido, el conocido nacionalista proirlandés Colin Duffy, dijeron que están presionando para que sea puesto en libertad.

"Volver a arrestar a Colin (...) muestra el total desprecio que (la policía) tiene por el sistema judicial y por la Convención Europea de Derechos Humanos", afirmó la familia en un comunicado.