Público
Público

Cinco extranjeros fueron detenidos en manifestaciones en Irán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cinco extranjeros, entre ellos dos rusos, un ciudadano francés y un reportero japonés, fueron detenidos en Irán durante las manifestaciones del 11 de febrero, cuando se conmemoró el aniversario de la revolución islámica de 1979, informó el miércoles un fiscal.

Tres de ellos fueron puestos en libertad más tarde, pero los casos de uno de los rusos y de un ciudadano afgano fueron transferidos a la justicia, indicó el fiscal Abbas Jafari Dolatabadi a la agencia de noticias ISNA, sin dar nombres.

El Ministerio ruso de Asuntos Exteriores dijo posteriormente que sus dos ciudadanos fueron puestos en libertad tras la intervención de su embajada en Teherán.

Irán ha acusado a sus enemigos occidentales de alentar los disturbios callejeros desatados tras las polémicas elecciones presidenciales de junio del año pasado, que llevaron a la república islámica a su crisis interna más profunda desde la revolución de 1979.

Jafari Dolatabadi dijo que las cinco personas fueron detenidas durante las manifestaciones, pero no especificó si estaban en Teherán.

"(El caso de) un afgano fue entregado a la justicia porque formó parte de una reunión ilegal (en el oeste de Teherán...) al margen de las principales manifestaciones", indicó, aparentemente haciendo referencia a una marcha opositora.

"Un ciudadano ruso, que fue arrestado por entrar de forma ilegal en el país, fue entregado a la justicia y el Tribunal Revolucionario está estudiando el caso", afirmó el fiscal.

Pero un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Igor Lyakin-Frolov, indicó que ambos "fueron puestos en libertad después de que nuestra embajada interviniera. Y ahora, por lo que yo sé, están en Moscú".

"No participaron en la manifestación. Simplemente estaban en el lugar en el que se estaba celebrando la manifestación. Y fueron detenidos".

NO LIBERARÁ A LOS PRESOS POLÍTICOS

Por otra parte, las autoridades iraníes han rechazado las peticiones de liberar a todos los prisioneros políticos y aceptar una investigación internacional sobre la violencia postelectoral, según un informe de la ONU.

Además, se han negado a firmar una convención contra la tortura, según el informe sobre las conversaciones sobre su historial de derechos humanos en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

El jueves pasado, la televisión estatal iraní dijo que "decenas de millones de personas" se manifestaron para apoyar la revolución en numerosas localidades del país de 70 millones de habitantes.

Una página web de la oposición afirmó que las fuerzas de seguridad dispararon gases lacrimógenos a los partidarios de la oposición que protagonizaban una contra-manifestación en Teherán.

Rusia se encuentra entre las seis potencias implicadas en las negociaciones para encontrar una solución diplomática a una larga disputa internacional sobre el programa nuclear iraní, que Occidente sospecha que pretende fabricar bombas atómicas. Teherán niega la acusación.

El Kremlin dijo el martes que Irán podría enfrentarse a nuevas sanciones si no logra disipar los temores occidentales sobre su programa nuclear.

La profesora francesa Clotilde Reiss fue arrestada en Teherán tras las elecciones al ser acusada de participar en una conspiración occidental para desestabilizar al Gobierno iraní. Está en libertad bajo fianza en la embajada de Francia, país que también forma parte de las seis potencias que buscan una solución a la disputa nuclear.