Publicado: 16.07.2009 10:51 |Actualizado: 16.07.2009 10:51

Cinco menores y un joven, detenidos por la violación de una niña de 13 años

Abusaron presuntamente de la pequeña de forma consecutiva en Baena (Córdoba), bajo la amenaza de un vídeo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Seis personas de entre 13 y 22 años están implicadas en la presunta violación en Baena (Córdoba) de una niña de 13 años, que supuestamente fue chantajeada para que no denunciara los hechos con la amenaza de difundir un vídeo sexual en el que aparecía la víctima. Al menos cuatro de los arrestados son menores.

Dos de los supuestos implicados se encuentran en libertad, uno por tener 13 años siendo 14 la edad mínima para ser ingresado y el otro por sufrir una discapacidad psíquica, según la Guardia Civil, que no aclaró la edad de este último. El mayor de los implicados, de 22 años, se encuentra en prisión incondicional. Los otros tres detenidos por la agresión sexual están en régimen semiabierto en centros de internamiento de menores.

Los hechos ocurrieron cuando uno de los menores, que había mantenido una relación previa con la chica, amenazó con mostrar a sus padres un vídeo en el que ambos mantenían relaciones sexuales si no accedía a sus peticiones. Con esta forma de chantaje forzó a la menor a que aceptará presuntamente la violación y abusos sexuales de otros cinco amigos de forma consecutiva.

La menor no reveló a sus padres los hechos, sucedidos el 2 de julio, hasta tres días después. Los padres acudieron a la Guardia Civil y las detenciones se produjeron el día 7. Los padres explicaron ayer a Público que la chica está en tratamiento psicológico desde que se denunciaron los hechos. Tiene pesadillas y problemas de sueño. "Estamos intentando que nuestra hija vuelva a ser una niña", afirmó María José Pérez, su madre, que añadió que su hija "no opuso resistencia" porque la habían amenazado con enseñar a sus padres un vídeo de contenido sexual en el que aparecían la chica y su ex novio, supuestamente uno de los detenidos, según EP.

Según los padres de la niña, uno de los implicados en la violación múltiple, con quien la menor había mantenido una relación anteriormente, le pidió que lo acompañara fuera de la piscina. La chica accedió y se encontró en una encerrona en el patio de unos bloques próximos a la piscina, muy poco transitados.

El ex novio le enseñó el vídeo en el móvil y la forzó a que tuviera relaciones con él y tres de sus amigos. Una testigo vio algo sospechoso alrededor de las 17.30 horas, pero no lo denunció hasta la noche de ese mismo día. Tras la primera agresión, en el patio común, dos amigos de los agresores volvieron a agredirla sexualmente en los vestuarios de la piscina.

La madre de la menor aseguró entender a su hija "porque el miedo la paralizó y no pudo reaccionar" y entiende que tardara unos días en contarle lo que había ocurrido.

La menor había ido ese día a la piscina con su hermano, de diez años y actuó como si no hubiera pasado nada durante días. Los padres, sin embargo, afirman que la notaron más introvertida y que "no salía de su cuarto".

La coordinadora en Córdoba del Instituto Andaluz de la Mujer, Juana Baena, afirmó que este caso "es un hecho lamentable que constata que la violencia de género no tiene edad" y que "no hay un perfil claro del maltratador".

Dos detenidos en libertad

De los seis detenidos, dos de ellos fueron puestos en libertad. Uno de ellos, que sí está imputado, es discapacitado psíquico. El otro, de 13 años, aún no tiene la edad mínima para ser imputado establecida por la Ley del Menor.

Legislación

La Ley del Menor, en su exposición de motivos, señala que es necesario establecer un segundo límite al de los 18 años que recoge el Código Penal, y lo hace en los 14.

Infracciones

El argumento es "la convicción de que las infracciones cometidas por menores de esta edad son en general irrelevantes". "En los casos supuestos en que puedan producir alarma social, son suficientes los ámbitos familiar y la asistencia civil", añade este apartado.

Internamiento

Los otros tres menores detenidos fueron internados en centros de Sevilla, Córdoba y Granada.