Público
Público

Cinco militantes quieren competir con Rubalcaba en las primarias

Para presentarse al proceso de elecciones primarias, necesitará reunir 22.000 avales antes del 13 de junio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cinco militantes del PSOE han formalizado en la sede nacional del partido su intención de competir con Alfredo Pérez Rubalcaba en las primarias para suceder a Zapatero como cabeza de lista para las elecciones generales.

Según han confirmado fuentes socialistas, hasta ahora han formalizado su petición por escrito y se han llevado la documentación pertinente para recoger los avales necesarios Julián Pastor, Manuel Pérez, Jorge Martínez Peñaranda, José Carlos Carmona y Luis Ángel Hierro Recio.

Julián Pastor, militante del PSOE de Móstoles, es arquitecto y funcionario, ha formado parte del equipo de la exministra de Vivienda María Antonia Trujillo y quiere presentarse con la idea de que el partido 'gire un poco a la izquierda'.

El médico Manuel Pérez también ha formalizado su deseo después de permanecer toda la mañana del pasado sábado en las puertas de Ferraz mientras el partido se celebraba el Comité Federal.

Jorge Martínez Peñaranda, murciano de 33 años, presentó ayer su solicitud convencido de que la derrota socialista en el 22-M 'debe ser un punto de inflexión en la historia' del partido.

Luis Ángel Hierro Recio es profesor titular de la Universidad de Sevilla. Ha sido diputado autonómico y es responsable del grupo de Economía del PSOE-Andalucía.

Por su parte, José Carlos Carmona, es profesor de la Universidad de Sevilla, milita en el PSOE desde el año 1982 y también reclama un papel importante de las bases.

Carmona tomó su decisión después de 'participar activamente' en las asambleas celebradas en la concentración del movimiento 15-M en Sevilla, tras la retirada de Chacón.

Ha comunicado formalmente hoy a la Comisión de Garantías del PSOE que quiere presentar su candidatura para presentarse al proceso de elecciones primarias.

Tras justificar su decisión en que 'hay mucha gente desilusionada que quiere que las cosas cambien, haya democracia, y se pregunte a las bases' del partido, Carmona ha insistido en que 'la crisis económica no la pueden pagar los trabajadores y las decisiones que tome el Gobierno deben ser consultadas a las bases'.

El militante socialista, que ha asegurado que el primer día obtuvo 700 avales, tomó esta determinación 'por un rebote de muchos afiliados' que están 'enfadados' porque dentro del partido se elimina la posibilidad de primarias.