Publicado: 15.08.2014 09:30 |Actualizado: 15.08.2014 09:30

Cinco muertos en una colisión entre un turismo y un camión en Castellón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cinco personas han muerto esta madrugada al colisionar el turismo en el que viajaban con un camión frigorífico en la carretera nacional 340, en el término municipal de Alcalá de Xivert (Castellón), según han informado fuentes de la Guardia Civil de Tráfico. Las primeras hipótesis apuntan a que el conductor del turismo se durmió mientras conducía.

Los cinco fallecidos en el accidente son de nacionalidad senegalesa y se dedicaban a la venta conocida como 'top manta' en zonas costeras, según han revelado fuentes cercanas a la investigación. Las víctimas mortales son varones, de entre 30 y 36 años los que están identificados. El conductor del camión, un hombre de 48 años, ha resultado ileso, según fuentes del Centro de Gestión de Tráfico.

El turismo, un Peugeot 406, tenía 15 años de antigüedad y los tres ocupantes que viajaban en los asientos traseros no llevaban puesto el cinturón de seguridad.

El accidente se ha producido pasadas las dos de la madrugada al chocar ambos vehículos en una curva situada en el kilómetro 1.028 de dicha vía. El turismo circulaba en sentido Valencia e invadió la parte izquierda de la calzada. A consecuencia del impacto, los vehículos quedaron atravesados en la calzada, por lo que se tuvo que cortar la circulación en ambos sentidos alrededor de una hora mientras se realizaban los trabajos de excarcelación de las víctimas y se retiraban los vehículos de la calzada.

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado bomberos del Consorcio Provincial de Castellón, del parque del Baix Maestrat, para excarcelar a las víctimas, que quedaron atrapadas en el vehículo en el que circulaban, según informa el SIAB. Los efectivos del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) trasladados a la zona únicamente han podido confirmar el fallecimiento de los cinco varones, según han confirmado a Europa Press fuentes del CICU.

El accidente es el segundo más grave del año en las carreteras españolas tras el ocurrido el 22 de julio en Cox (Alicante), en el que murieron ocho personas de nacionalidad rumana.