Público
Público

Cinco muertos durante las protestas de la oposición en Teherán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cinco personas murieron en Teherán el domingo cuando manifestantes pro-reformistas se enfrentaron con fuerzas de seguridad, dijo la policía, en el peor brote de violencia desde que la disputada elección de junio provocó turbulencias políticas.

Sitios de internet opositores dijeron que ocho personas habían muerto el domingo durante los enfrentamientos en Teherán y otras ciudades iraníes, cuando miles se manifestaron en Irán, durante un festival religioso chií musulmán.

La policía en la capital dijo estar investigando las "sospechosas" muertes, informó la agencia de noticias IRNA.

Un sobrino del líder opositor Mirhosein Musavi se encuentra entre los fallecidos. La televisión estatal dijo que "agresores desconocidos" asesinaron a Ali Habibi Musevi. Un asesor de Musavi describió la muerte como un "martirio".

Es la primera vez que mueren personas en protestas callejeras desde la violencia generalizada tras la votación de junio, en que la oposición dice que murieron más de 70 personas y las autoridades estimaron la cifra de muertos en cerca de la mitad de ese número, incluyendo milicianos pro-Gobierno.

El sitio web Jaras informó inicialmente que la policía había disparado y provocado la muerte de cuatro manifestantes en el centro de Teherán.

La televisión estatal desestimó las informaciones de la prensa extranjera señalando que las fuerzas de seguridad mataron a los protestantes, y señaló que la policía disparó al aire para dispersar a los manifestantes.

Jaras señaló que los enfrentamientos continuaban en Teherán durante la noche del domingo, y que la policía disparó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes en algunas plazas.

"Más protestantes se han reunido cerca de la plaza Tajrish en los últimos minutos (...) la policía incrementó su violencia después de que más gente se reuniera (...) cerca del edificio de la radio y televisión estatal", narró Jaras.

"La policía no ha sido capaz de dispersar a los protestantes, pese a usar gases lacrimógenos", declaró en una noticia que no pudo ser confirmado de manera independiente.

Los medios internacionales tienen prohibido cubrir directamente las protestas de la oposición desde la disputada elección presidencial iraní.

Un periodista de Dubai TV fue declarado desaparecido el domingo en Teherán, informó una fuente de la cadena televisiva.

Más de 300 manifestantes fueron arrestados en Teherán, informó la televisión estatal, agregando que varios bancos, una parada de buses y basureros habían sido quemados durante las manifestaciones.

"Decenas de oficiales de policía han sido heridos, incluyendo al jefe de policía de Teherán", citó la televisión a Ahmadreza Radan, subdirector de la policía de Irán.

Radan dijo que "una persona cayó desde un puente, dos murieron en accidentes automovilísticos y una murió a causa de un disparo, pero no a manos de la policía".

Durante la noche del domingo, partidarios de oposición en el norte de Teherán cantaban Allahu Akbar (Dios es Grandioso) desde los tejados, así como era su costumbre en los meses previos a la elección. Se escucharon disparos en otra área.

Jaras dijo que las protestas se habían extendido a otras regiones de Irán, incluyendo las ciudades de Qom, Shiraz, Isfahan, Nayafabad, Mashhad y Babol.

"Mataremos a quienes mataron a nuestros hermanos", decían los manifestantes según Jaras.

"VANDALOS ENGAÑADOS"

La Casa Blanca condenó lo que llamó la "supresión injusta" de civiles por parte del Gobierno iraní, y dijo que Estados Unidos estaba del lado de los manifestantes.

"La esperanza y la historia están del lado de aquellos que buscan pacíficamente sus derechos universales, y también lo está Estados Unidos", dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Interna de la Casa Blanca, Mike Hammer.

Francia condenó "los arrestos arbitrarios y la violencia cometida contra los manifestantes".

Las autoridades iraníes habían advertido a la oposición en contra de usar los dos días de las festividades musulmanes chiíes Tasua y Ashura el 26 y 27 de diciembre para reanudar las protestas contra la clase clerical.

"La nación iraní ha mostrado tolerancia hasta ahora, pero deben saber que la (...) paciencia del sistema tiene un límite", dijo Mojtaba Zolnur, un representante del supremo líder Ayatolá Ali Jamenei en los Guardias Revolucionarios, según la agencia semi oficial de noticias Fars News Agency.

Fars expresó que los partidarios de Musavi "siguieron el llamamiento de medios extranjeros" y tomaron las calles, replicando la posición del Gobierno, que asegura que los disturbios son provocados por gobiernos extranjeros que se oponen a la república islámica.

Además indicó que el grupo de "vándalos engañados" causó daños a propiedades públicas y privadas y "faltó el respeto" al día chií sagrado de Ashura, pero no entregó mayores detalles.