Público
Público

Una de cada cinco mujeres necesita cirugía por prolapso: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

La posibilidad que tiene unamujer en su vida de necesitar una cirugía por un trastornollamado prolapso de órgano pélvico sería más alto de lo estimado:una de cada cinco, en lugar de una de cada 10.

El prolapso se produce cuando los músculos y el tejidodebilitado de la pelvis permiten que uno o más órganos, incluidoel útero, la vejiga o el recto, salgan por la vagina.

Los síntomas dependerán del nivel de desplazamiento delprolapso; algunas mujeres no tienen síntomas, mientras que otrassufren presión en la vagina o dolor crónico en el abdomen o laespalda bajos.

En los casos más graves se utiliza cirugía, pero existentambién tratamientos más conservadores.

En las mujeres con sobrepeso, ayuda adelgazar, mientras queel ejercicio para reforzar los músculos del piso pélvico alivialos síntomas en algunas pacientes. Otra opción son los pesarios,dispositivos que se colocan en la vagina para retener los órganospélvicos.

Cuando estos recursos fallan, la opción es la cirugía parareconstruir los tejidos pélvicos y volver a colocar a los órganosen la posición correcta. Se puede realizar por incisionespequeñas en el abdomen o a través de la pared vaginal.

En el estudio, los autores hallaron que las residentes delestado de Australia occidental entre 1981 y el 2005 tenían, a los85 años, un 20 por ciento de posibilidad de haber necesitado unacirugía por prolapso.

Las posibilidades disminuyeron levemente en el tiempo: del 21por ciento entre 1981 y 1995 al 19 por ciento entre el 2001 y el2005.

"Eso sugiere que la incidencia de la cirugía (por prolapso)es común y nuestras estimaciones sugieren que sería aún más comúnde lo que siempre se sostuvo", dijo a Reuters Health la autoraprincipal del estudio, Fiona Smith, de la University of WesternAustralia, en Perth.

La experta agregó que los resultados destacan la necesidad detomar más consciencia del prolapso de órganos pélvicos, untrastorno ginecológico "del que no se habla".

Algunos de los factores de riesgo modificables conocidos osospechados son la obesidad, el tabaquismo, la constipacióncrónica y el esfuerzo para levantar objetos pesados. En cambio,los genes que aumentan la posibilidad de desarrollar el problema,no se pueden modificar.

El embarazo y el parto vaginal son los principales factoresde riesgo. Pero, con esto, no se está aconsejando optar por unacesárea sólo para reducir el riesgo de tener prolapso.

Entonces, dado que una cantidad significativa de mujeresnecesitaría cirugía, el equipo de Smith sostiene que se necesitanmás estudios para comprender las causas de este trastorno y cómoprevenirlo.

En el estudio, publicado en Obstetrics & Gynecology, elequipo utilizó una base de datos de Australia occidental diseñadapara la investigación en salud. Según los datos hospitalarios,entre 1981 y el 2005 se operó por primera vez a 44.728 mujeres deese estado por el prolapso de un órgano pélvico.

FUENTE: Obstetrics & Gynecology, noviembre del 2010

DISPLAY CONNECTORS, SL.