Público
Público

Uno de cada cinco peatones muertos en un atropello iba borracho

El 11,2% de los viandantes arrollados por vehículos había consumido psicofármacos y el 5,3%, otro tipo de drogas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los efectos del alcohol en la conducción, como nos recuerda puntualmente la DGT, son conocidos: copa más coche igual a accidente. Sin embargo, hay datos que se nos escapan en la maraña de cifras de los informes de Tráfico. Por ejemplo, la perniciosa influencia de las bebidas espirituosas en los transeúntes: uno de cada cinco peatones fallecidos en un atropello había bebido.

El alcohol o las drogas, era sabido, provocan accidentes de tráfico, incluidos los atropellos. Pero algunas víctimas arrolladas por un vehículo también iban entonadas.

En concreto, el 22% de los peatones fallecidos presentaba índices de alcoholemia positivos, según la memoria del Instituto Nacional de Toxicología de 2008, que también ha revelado que uno de cada diez peatones había tomado psicofármacos (ansiolíticos, antidepresivos, etcétera).

Además de ese 11,2% de viandantes consumidores de psicofármacos, un 5,3% de las víctimas mortales de atropello había tomado drogas ilegales. Estas sorprendentes cifras hacen ver que, al igual que un conductor necesita estar sobrado de reflejos para no sufrir un accidente, el peatón debe encontrarse perfectamente sobrio antes de lanzarse al asfalto.

Respecto a los conductores, un 40% de los que murieron en accidentes dio positivo por alcohol, drogas o psicofármacos, lo que ha provocado un refuerzo de los controles de alcoholemia, que alcanzarán los 300.000 durante las dos próximas semanas. La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil no ha especificado, en cambio, si alguno controlará también a los peatones.