Publicado: 30.10.2014 12:23 |Actualizado: 30.10.2014 12:23

Cinco planes para disfrutar en familia este otoño

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A veces nos falta imaginación y parece que cuesta encontrar planes que hacer con nuestros hijos, pero hay muchas actividades que practicar si te organizas bien.

Te proponemos varias alternativas para disfrutar en familia, las posibilidades son infinitas, y si le preguntas a los más pequeños de la casa, seguro que te ayudan a encontrar muchas más.

El otoño ha llegado a nuestras ciudades más caluroso que nunca. Por lo que este año las actividades para hacer en familia durante el mes de octubre pueden ser al aire libre, sin que nos arriesguemos a un resfriado seguro. Los bosques y los árboles están más bonitos que nunca, mudando sus hojas y tiñéndolas del marrón característico del otoño. Podemos aprovechar para coger el coche y hacer una escapada al campo.

Una ruta de senderismo o un picnic son actividades para todas las edades que pueden hacer que un día se convierta en toda una aventura.

Otro de los planes otoñales que podemos poder en práctica es ir a buscar setas armados con nuestra cesta, eso sí, sabiendo lo que se hace, sino es mejor que os apuntéis a una ruta micológica en la que os enseñen todos los secretos de los hongos.

A los niños les encanta meterse en la cocina y ayudarte a preparar la comida o la cena. Qué mejor plan para un sábado o domingo por la tarde que coger el coche e ir al supermercado con la lista de ingredientes, para conseguir todo lo necesario para preparar unas deliciosas galletas o una tarta.

Hay recetas muy sencillas en las que ellos pueden ser los chefs principales, y tú sólo su pinche de cocina. Esta es una de las más sencillas: cookies de chocolate. El proceso de elaboración seguro que es divertido, y poder merendar un dulce casero en lugar de uno industrial es siempre una buena opción.

En todas las ciudades tienen una amplia oferta cultural para poder disfrutar en familia. Desde musicales, a cuentacuentos, pasando por obras de teatro diseñadas especialmente para niños. Una tarde en un museo, puede ser una actividad divertida y en la que aprender. No tiene porqué ser una pinacoteca, los museos de ciencia suelen ser los más atractivos para los peques de la casa.

Y si ninguno de esos planes nos apetece, sólo tenemos que consultar la cartelera para encontrar una película para todos los públicos que guste a pequeños y mayores.

Cuando apuntamos a nuestros hijos a actividades extraescolares, siempre tendemos a pensar que las tienen que hacer solos, pero no es así. Hay actividades que podemos disfrutar en familia durante el fin de semana, aunque de lunes a viernes las practiquen en otro ámbito.

Un paseo en bicicleta, tanto por la ciudad como por el campo, es un ejercicio completo y divertido que pueden practicar desde los tres años.

¿Quién dice que en casa no te puedes divertir igual que si salieras?

Los juegos de mesa son algo atemporal que nunca pasará de moda. No sólo puedes compartir partidas de videoconsola con tus hijos, también puedes enseñarles a pasar tardes divertidas sin necesidad de utilizar la tecnología. Sólo necesitas un parchis, una oca, un cluedo o cualquier juego de mesa con los que tú jugabas cuando eras pequeño. Y si el tiempo lo permite, con un balón, unos globos o una simple comba, jugar al aire libre puede ser igual de divertido.