Público
Público

El cine político de George Clooney inaugura la Mostra de Venecia

Vuelve la 68 edición del Festival Internacional de Cine con una programación que equilibra el cine de autor en la sección oficial con el de las grandes estrellas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La alfombra roja de la 68 edición de la Mostra Venecia se extenderá mañana por primera vez para recibir a George Clooney, que regresa como director al Festival con un thriller político, Idus de marzo, y rodeado de un reparto de lujo.

A la espera de la llegada el próximo jueves de Madonna, que presentará su segundo trabajo como directora, Clooney será el primer encargado de llenar de glamour la alfombra roja del Lido veneciano acompañado por casi todo el reparto de su película: Philip Seymour Hoffman, Paul Giamatti, Marisa Tomei y Evan Rachel Wood. Sólo faltará Ryan Goslin, ocupado en otro rodaje.

Todos ellos arropan a Clooney en su cuarta película como director, con la que tratará de reeditar, si no superar, el éxito que consiguió hace seis años en Venecia con Buenas noches y buena suerte. En 2005 consiguió la Osella al mejor guión y la Copa Volpi a la interpretación masculina para David Strathairn.

Ahora Clooney -en su doble faceta de director y actor- competirá por el León de Oro junto a otras 22 películas, entre las que se prevé cine de altura.

A falta de conocer el último nombre de esos 23 largometrajes -que se anunciará una vez haya empezado el Festival-, entre los rivales del norteamericano hay grandes y consagrados nombres, como los de Roman Polanski, David Cronenberg, Aleksander Sokurov o Todd Solondz, pero también emergentes como Steve McQueen, Andrea Arnold o Yorgos Lanthimos.

Una de las cintas más esperadas es Un dios salvaje, lo nuevo de Roman Polanski, basado en el exitoso texto teatral del mismo titulo de la escritora francesa Yasmine Reza y que, en el cine, estará interpretada por Jodie Foster, Kate Winslet, Christoph Waltz y John C. Reilly.

No menos impresionante, es el grupo de actores que protagonizan Un método peligroso, del canadiense David Cronenberg. Keira Knightley, Viggo Mortensen, Michael Fassbender y Vincent Cassel han sido los elegidos por Cronenberg para poner en pie este proyecto. Y como este año parece que la tónica son los pesos pesados de la actuación, no podía faltar el último ganador del Óscar, Colin Firth, que encabeza el reparto de El topo, adaptación de una novela de espías de John le Carré dirigida por el sueco Tomas Alfredson (Déjame entrar) y en la que también aparecen Gary Oldman y John Hurt.

Otro título destacado es Fausto, del ruso Aleksander Sokurov, que presenta en Venecia una interpretación de lo que hay entre líneas en la obra de Goethe y que cuenta con la participación de la alemana Hanna Schygulla.

La lista de la competición de Venecia incluye además a los estadounidenses Todd Solondz, con Dark Horse; Abel Ferrara con 4:44 Last day on earth — que cuenta con la española Paz de la Huerta—; William Friedkin, con Killer Joe —protagonizada por Matthew McConaughey — y Ami Canaan Mann, que llega a Venecia con su segundo largometraje, Texas killing fields.

Desde Reino Unido llegan dos de las películas más esperadas: Shame, el segundo trabajo de Steve McQueen, que hace dos años maravilló en Cannes y Venecia con Hunger, y una nueva adaptación de Cumbre borrascosas, de Emily Bronte, todo un reto para Andrea Arnold tras el éxito de Fish Tank. Un éxito que también buscará revalidar el griego Yorgos Lanthimos, que tras la sorprendente Canino se presenta en Venecia con Alpis.

El hongkonés Johnnie To competirá con Duo Mingjin (Life without principle), el israelí Eran Kolirin con Hahithalfut (The exchange), el japonés Sion Sono con Himizu, el taiwanés Te-Sheng Wei con Sai deke balai o la china Ann Hui con Tao Jie. También estarán la iraní Marjane Satrapi, que se vuelve a poner detrás de la cámara con Poulet aux prunes, después de los buenos resultados cosechados con la adaptación de su obra Persépolis y el francés Philippe Garrel, con Un été brulant, protagonizada por Monica Bellucci.

Completan la competición oficial los filmes italianos Quando la notte, de Cristina Comencini, L'ultimo terrestre, de Gian Alfonso Pacinotti, y Terraferma, de Emanuele Crialese.

En definitiva, una grandísima variedad de títulos en la 68 edición del Festival Internacional de Cine de Venecia, que vuelve por sus fueros con una programación que equilibra el cine de autor en la sección oficial con el de las grandes estrellas, al estilo de Madonna, Al Pacino o Steven Soderbergh, aunque fuera de competición.