Público
Público

El cineasta Wim Wenders se suma a una campaña contra los abusos sexuales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cineasta Wim Wenders se ha sumado a una campaña del Gobierno alemán para animar a las víctimas de abusos sexuales a que rompan su silencio, con dos anuncios publicitarios de 30 segundos, presentados hoy en Berlín.

"Quien rompe el silencio rompe el poder de los verdugos", es el lema de la campaña oficial del Gobierno germano.

Los anuncios del cineasta ilustran con imágenes el lema de la campaña. En uno de ellos aparece un niño y en el otro, una niña, a quienes un adulto al que no se le ve el rostro les tapa la boca.

Más tarde, los niños se transforman en adultos que se liberan de la mordaza y cuentan su destino en pocas palabras: "Él me dijo que era un secreto entre los dos y eso me convirtió en víctima durante toda la vida".

La idea de los anuncios, según dijo hoy Wenders en la presentación, es invitar a los adultos que sufrieron abusos cuando eran niños a que hablen de ellos porque romper el silencio no sólo rompe el poder de los verdugos sino que, además, "es el comienzo de la curación".

"El silencio alarga el dolor", afirmó Wenders.

"He conocido mucha gente que ha arrastrado durante años un horror de la infancia. Hablar del tema es el primer paso para curarse", dijo el realizador de "Alicia en las ciudades".

La campaña, presentada por la encargada del gobierno federal para la investigación de los abusos sexuales, Christine Bergmann, incluye también la distribución de folletos en baños públicos y en consultorios médicos con números de teléfonos a los que las víctimas de abusos sexuales pueden llamar de forma anónima para recibir ayuda.

Además, hay una página web de la campaña con la dirección www.sprechen-hilft.de. (hablar-ayuda).

Las líneas telefónicas de ayuda ya están en funcionamiento y se ha hecho un análisis de 2.500 llamadas que revelan que la mayoría de las víctimas no sufrió abusos sexuales aislados sino continuados, dijo por su parte el director de la Clínica de Psiquiatría Infantil y Juvenil de Ulm (suroeste de Alemania), Jörg M. Fegert.

Fegert señaló además que el análisis mostró que mientras los abusos contra mujeres suelen ser en el ámbito familiar, los abusos contra hombres se dan sobre todo en ámbitos institucionales.

La mayor parte de las personas que llaman son mayores de cincuenta años y los abusos ocurrieron hace décadas.

El 80 por ciento de las personas que llaman hablan por primera vez de los abusos que sufrieron y que ocurrieron hace al menos veinte años.

El pasado marzo, el Gobierno alemán encargó a Christine Bergmann la investigación de los abusos sexuales, debido a los numerosos casos que se conocieron a comienzos de año, la mayoría ocurridos en colegios católicos hace dos y tres décadas.