Público
Público

Las cineastas españolas enseñan su cine para reclamar su espacio como mujeres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las cineastas españolas reclaman una mayor visibilidad y un mayor acceso a los espacios de poder mayoritariamente masculinos, como sucede en el cine, y lo hacen con una exhibición de películas totalmente gratuita este fin de semana en Madrid.

Se trata de la primera muestra temática de cine dirigido por mujeres, que en su estreno se ha decidido dedicar a la política.

Según ha explicado Inés París, directora de CIMA (Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales) que patrocina la muestra, no se trata de mostrar cine con mirada feminista, sino de enseñar el cine hecho por mujeres.

"Con las mujeres siempre se plantea la pregunta de cuál es la mirada de su cine, qué les interesa, y es un error, sobre todo cuando la respuesta lleva al mundo afectivo: al amor, a la maternidad, a lo sentimental", ha dicho París.

La muestra, ha agregado, demuestra que esto no es cierto: las películas elegidas "plantean los límites legales de la acción política y el castigo a quien se los salta, y reflexionan sobre lo que hemos construido ideológicamente, y eso no es femenino ni masculino".

En los últimos diez años el cine hecho por mujeres es sólo un siete por ciento del total; los guiones escritos por mujeres, el 15 por ciento, y las películas producidas por mujeres, el 21 por ciento. "O somos muy torpes, o pasa algo", ha advertido París, quien explica que para cambiar ese panorama existe CIMA.

En una rueda de prensa a la que asistieron, además de París, las directoras Helena Taberna y Yamina Bachir, la argelina ha manifestado que, en el caso de las mujeres, "no importa dónde se nace o dónde se vive: siempre es difícil hacer cine, especialmente si abordas temas como la libertad de expresión o la violencia".

"Las mujeres se deben poner cada vez el sombrero que corresponde: para que le den el dinero, para que hagan caso a sus guiones... y cuando lo consigue, llega agotada, pero hay que perseverar, porque el cine es poder y la capacidad del cine para incidir en la sociedad es nuestro incentivo para continuar", ha asegurado Bachir.

Coinciden ambas directoras en la necesidad de hacer visible el trabajo de las mujeres y dar a conocer su obra y en rechazar el discurso feminista de sus películas y reivindicar el femenino.

"El femenino es peculiar y lo importante es que se tenga en cuenta el trabajo por ser creadora", abunda París, quien no comparte la "discriminación positiva" del Gobierno para las cineastas -"no pedimos eso, queremos alguna ventaja, pero competir con igualdad", explica- y reclama un sistema de puntos y un cambio en los términos: "acción positiva y leyes antidiscriminación, porque la hay", ha dicho.

En total se proyectarán seis largometrajes en el Cine Estudio del madrileño Círculo de Bellas Artes, especialmente seleccionados para mostrar el compromiso político de sus directoras, procedentes de Argelia, Brasil, Irán y España los días 11 a 13 de diciembre, en sesiones gratis hasta completar aforo.

Se verán "Rachida", de la argelina Yamina Bachir, sobre terrorismo islámico; "Quase dois hermaos", de la brasileña Lucía Murat, sobre dos presos políticos encarcelados durante la dictadura militar, y "Zendan e zenan", de la iraní Manijeh Hekmat, sobre la vida de las presas en una cárcel de Teherán.

Se han elegido también las españolas "Yoyes", de Helena Taberna, sobre la muerte de la histórica dirigente de ETA; "Nadar", de Carla Subirana, sobre la memoria histórica, y "Sé quién eres", de Patricia Ferreira, que bucea en los secretos de un enfermo psiquiátrico marcado por un pasado convulso de la reciente historia de España.