Público
Público

El Circo Madre África exhibe a los hombres más flexibles del mundo en Canarias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Después de un gran éxito en Europa, donde fue visto por uno 150.000 espectadores, el Circo Madre África comenzará el próximo viernes en Canarias su gira española, en la que exhibirá a los hombres más flexibles del mundo, entre ejercicios acrobáticos y ritos tribales del continente negro.

El Circo Madre África está considerado como un circo único en el mundo, ya que todos sus artistas son del continente africano y se constituyó como una iniciativa con la que algunos jóvenes africanos lograran escapar de la pobreza y la falta de oportunidades gracias a su talento.

Tras su paso por un centenar de ciudades de Alemania, Suiza y Austria, los cuarenta artistas del Circo Madre África ofrecerán dos funciones el viernes 20 de marzo en el Teatro Víctor Jara de Santa Lucía de Tirajana y al día siguiente en el Teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife; a continuación permanecerá dos semanas en el Teatro Circo Price de Madrid.

Con música étnica e instrumentos tradicionales, el espectáculo circense conjuga la magia y el color del continente negro con el humor, alternando ejercicios acrobáticos y ritos tribales en los que participan malabaristas y equilibristas.

También la danza y la percusión tradicional juegan un papel importante en las funciones, si bien los números circenses más celebrados son las actuaciones de cuatro etíopes a los que se consideran los hombres más flexibles del mundo.

Este espectáculo nació de la mano de Winston Ruddle en una escuela de artistas ubicada en Tanzania, que ahora es la sede del circo, en el que trabajan 75 personas, y una escuela acrobática, con otros 55 más.

Los artistas del circo proceden de diversos países del continente africano, no sólo de Tanzania, sino también de Kenia, Uganda, Etipía, Zimbabwe, Sudáfrica, Costa de Marfil, Djibuti y Ghana.

Muchos de los artistas fueron reclutados en la calle por Ruddle entre jóvenes contorsionistas que actuaban para los turistas.

Es el caso de Hassani Mohamed Hassani, que en el circo interpreta a Wobogodscho, la rana más divertida y delgada del mundo, que es capaz de encender un cigarrillo boca abajo y con los pies.

La actuación del circo en Canarias ha sido posible por el patrocinio, entre otros, del Gobierno de Canarias y Casa África, cuyo objetivo es "acercar África a España a través de africanos y en este caso de jóvenes talentos emergentes", explicó a Efe su secretario general, Luis Padilla.

Con este espectáculo se pretende que los más jóvenes canarios conozcan "la diversidad, la riqueza cultural, el talento, la música, la magia, el movimiento" del continente vecino, y que el circo sea una forma de acercarse a África de otra forma distinta a "esa imagen" permanente de que "solo hay problemas allí".