Público
Público

Cirugía para bajar de peso ayuda luego en el embarazo: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Andrew Stern

Las mujeres que quedan embarazadasdespués de someterse a una cirugía para adelgazar suelen sermás saludables y corren menos riesgo de tener un bebé concomplicaciones que las pacientes obesas, informaroninvestigadores.

Una mujer obesa que se realiza una cirugía para bajar depeso, conocida como bariátrica, también aumentaría susposibilidades de quedar embarazada por la normalización de susciclos menstruales y niveles hormonales, reveló el equipo.

Las mujeres con obesidad son más propensas a tenerproblemas para concebir, pero después de la operación "hayciertos indicios de que aumenta la fertilidad", señaló ladoctora Melinda Maggard, cirujana e investigadora del gabinetede expertos Rand Corp, en Santa Mónica, California.

La cirugía bariátrica altera la anatomía del sistemadigestivo y reduce el volumen de alimentos que puede comerse ydigerirse. La forma más común es el bypass gástrico, quedisminuye el tamaño del estómago y permite a los alimentoseludir parte del intestino delgado.

Si bien siempre es preferible bajar de peso naturalmente,la cirugía para adelgazar reduce los riesgos de problemasligados al embarazo, como la diabetes y la hipertensión, quepueden dañar a la madre y al bebé, indicaron los investigadoresde Rand, que analizaron los datos de 75 estudios previos.

Los riesgos de nacimiento prematuro, tener un bebé con bajopeso al nacer o dar a luz un niño con exceso de peso fueronalgunos de los peligros que disminuyeron entre mujeressometidas a cirugía bariátrica, comparado con las embarazadasobesas, señaló el informe publicado en Journal of the AmericanMedical Association.

En algunos casos, los riesgos relacionados con el embarazoluego de la operación fueron comparables a los de las mujeresde peso normal en gestación.

Los procedimientos bariátricos surgieron en la décadapasada y más de 200.000 personas se sometieron a ellos enEstados Unidos sólo durante el 2007. Entre el 2002 y el 2005,años cubiertos por el estudio, 150.000 mujeres estadounidensesen edad reproductiva fueron intervenidas.

El estudio fue solicitado por un grupo que representa aobstetras y ginecólogos.

Lo ideal es que las mujeres esperen un año después de lacirugía para quedar embarazadas, para permitir que sus cuerposse ajusten a la nueva situación, pero Maggard indicó quealgunas conciben antes de ese plazo y no presentan problemas.