Público
Público

Cirugía estética, para conseguir mejores trabajos

El 30% de las operaciones de estética son por motivos laborales, según un estudio.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A pesar de los pesares, el aspecto físico es uno de los factores primordiales para alcanzar un buen trabajo. Una buena presencia hace posible poder optar a ese puesto tan deseado. Las celebrities lo saben bien, por ello recurren a la cirugía estética para permanecer jóvenes y seguir optando a papeles importantes y no verse relevadas por las nuevas promesas. Un estudio lo ratifica y efectivamente hay muchas personas que recurren a una operación de estética para mejorar su imagen con vistas a optar a un mejor puesto de trabajo.

Según los resultados de una encuesta de la Sociedad Catalana de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SCCPRE), el 30% de las personas que pasan por el quirófano para someterse a una operación de cirugía estética lo hacen por motivos laborales. Los resultados obtenidos muestran que, aunque la satisfacción personal sigue siendo la causa más importante para pasar por una operación de cirugía estética, un 30% de los encuestados considera que el trabajo es donde más les puede beneficiar el cambio. Después son las relaciones íntimas (13%) y sociales (5%) los siguientes motivos que animan a la gente a someterse a una intervención estética.

De hecho, para el 22% de los pacientes el entorno laboral es lo que les ha animado definitivamente a operarse, con una influencia mayor a la de los familiares o amigos (17%). La encuesta también arroja un dato que puede ser/parecer sorprendente: la pareja tiene muy poca influencia (menos del 1%) en este tipo de decisiones. Para el doctor Martín Anaya, uno de los más reputados doctores en estética de nuestro país: 'Las operaciones, cuando se realizan con la supervisión y en las condiciones óptimas, pueden suponer, por supuesto, un punto más en el curriculum. No nos engañemos, el aspecto físico influye de manera notable, a veces capital en el mundo en el que nos movemos'.

La impresión que el doctor Martín Anaya ha sacado después de entrevistar a cientos de pacientes es que 'con la llegada de la crisis e incluso antes el trabajo ha ido ocupando un lugar mucho más importante en nuestras vidas, por motivos económicos y por el estatus social que lleva consigo. Por lo cual, no me extrañan en absoluto estos datos. ¿Qué respondería la gente a una encuesta sobre las cosas más importantes de nuestra vida? Seguro que el trabajo estaría entre las respuestas más repetidas'.