Público
Público

Cita para la derecha más introvertida

Del Bosque convoca a Jesús Navas y cierra un círculo que comenzó hace años.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Yo fuera del campo soy un poco reservado, de los que les cuesta coger confianza, pero en el terreno de juego hay que olvidarse de fuera y tener esa agresividad, saber controlarla, tener temperamento y saber cómo reaccionar en las diferentes situaciones'. La patente de esta declaración es de Pablo Hernández, pero bien podría haber sido firmada por Jesús Navas.

Valencianista y sevillista son las grandes novedades de la lista de Vicente del Bosque para los próximos amistosos ante Argentina y Austria. Dos extremos introvertidos, incómodos frente al foco de una cámara y de fuertes lazos familiares. De frases cortas ante el micrófono, pero de carreras largas cuando enfilan la banda derecha.

Aunque se posicionan en el mismo flanco del campo, el seleccionador decidió ayer convocar a ambos para estos ensayos previos al Mundial de Suráfrica. Hubiera sido muy complicado quedarse sólo con uno ante el gran estado de forma que exhiben los dos. Se desactiva así un debate que ya dejó caer Pablo al declarar hace unos días que prefería ir a la selección por los méritos en el campo antes que por imposición. Del Bosque niega haber recibido presiones de Fernando Hierro, director deportivo de la Federación que se reunió con Navas la semana pasada en Córdoba: 'Yo era consciente de todos los pasos que se estaban dando'.

La llamada al sevillano cierra un círculo que comenzó hace años, cuando abandonó la concentración de la sub 20 tras un ataque de ansiedad. 'No podíamos ponernos de espaldas a un jugador que estaba jugando muy bien. Es un chico que puede ayudarnos y se dan las circunstancias personales que no se habían dado', comentó ayer seleccionador.

Ahora es el momento de comprobar cómo se mueve Navas en este nuevo ambiente. Un test para medir su adaptación a una concentración fuera de su ambiente. El gran temor de su círculo más íntimo y de los psicólogos del club era una recaída. A principio de temporada tuvo otro amago de crisis que se solucionó a los pocos días. Su gran amigo Sergio Ramos ejercerá de guía, y con él viaja su compañero Negredo.

Por su parte, Pablo Hernández vuelve a la selección después de acudir a la Copa Confederaciones en junio, donde disputó su único partido internacional. 'Espero seguir esa línea, creciendo y mejorando algunas cosas. Ojalá me sirva para darme más fuerzas y espero que lleguen muchas más convocatorias', declara sin levantar los ojos ni la voz.