Público
Público

CiU quiere compensar a quienes el franquismo incautó el dinero republicano

El grupo busca el apoyo socialista para sacar adelante una iniciativa parlamentaria que compensará a los españoles perjudicados por la incautación de su dinero, emitido por la II República, y que fue incautado en la Dictadura f

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

CiU confía en sacar adelante, con el apoyo socialista, una iniciativa parlamentaria para compensar a los españoles perjudicados por la incautación de su dinero, emitido por la II República, y que fue incautado en la Dictadura franquista.

Con esta proposición, que se debatirá el miércoles en la Comisión Constitucional del Congreso, CiU quiere que, en el marco de la Ley de la Memoria Histórica, el Gobierno restituya a los perjudicados o sus herederos los importes de los billetes de curso legal durante la República, que fueron incautados durante la dictadura franquista.

De acuerdo con la proposición de CiU, los importes que se deben a las personas que perdieron su dinero republicano, además de ser actualizados, quedarían exentos de tributar.

Para poder efectuar estas compensaciones, el grupo parlamentario propone la elaboración de un censo de las personas perjudicadas por las incautaciones, el cual se realizaría a partir de los recibos emitidos en su momento y que existen en la actualidad, así como la relación de afectados que conste en los archivos del Banco de España o de cualquier otra institución.

Aunque se desconoce la totalidad del dinero republicano que fue confiscado en la dictadura, CiU apunta que a finales de octubre de 1951 el llamado 'Fondo de papel moneda puesto en curso por el enemigo', donde se destinaba el dinero incautado, ascendía a 73,8 millones de pesetas de la época.

Sin embargo, según señala, no todo el dinero requisado fue a parar a este Fondo, ya que en abril de 1939, cuando terminó la Guerra Civil, los billetes puestos en circulación por la República y recogidos por el Banco de España alcanzaban los 7.707 millones de pesetas.

Además, tampoco es posible determinar el número total de personas perjudicadas puesto que muchas han perdido los recibos que recibieron al entregar el dinero republicano y, en algunos lugares ni siquiera se entregaban resguardos, como en el caso de Mallorca, donde los depositarios recibían pequeñas cruces de madera.