Publicado: 31.07.2014 20:35 |Actualizado: 31.07.2014 20:35

La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia demanda a Calatrava

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA) de Valencia ha considerado insuficientes las garantías dadas por el despacho del arquitecto Santiago Calatrava y la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Acciona y Dragados para la reposición de la cubierta del Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia por lo que ha decidido seguir adelante con un proceso de demanda.

Así lo ha anunciado la Generalitat tras la reunión mantenida este jueves con abogados de CACSA en la que se ha estudiado la última propuesta que Calatrava y la unión de empresas había remitido a la administración para reparar la cubierta del teatro de ópera que sufrió desprendimientos en el 'trencadís'. Tras analizar la oferta, los responsables de CACSA no la ha considerado satisfactoria, por lo que, como ya se adelantó, han decidido seguir adelante con el proceso de demanda que iniciaron "de forma preventiva" en el pasado Consejo de Administración.

No obstante, CACSA espera que durante el procedimiento legal contra el despacho de Santiago Calatrava y la UTE Constructora se llegue a un acuerdo amistoso que satisfaga las condiciones de CACSA para la reparación de la cubierta del Palau de Les Arts, explica la Generalitat en un comunicado. Desde el Consell ponen de manifiesto que, a pesar de que la nueva propuesta enviada por la UTE y Calatrava supone "un avance significativo sobre la anterior, ésta no garantiza suficientemente la responsabilidad solidaria de 10 años que exigía CACSA para las obras de reparación de la cubierta del Palau de les Arts".

El consejo de administración de CACSA transmitió a la UTE y Calatrava cinco requisitos que tenían que cumplir en su propuesta de para arreglar la fachada del Palau de Les Arts. La propuesta recibida el pasado viernes por CACSA por parte de la UTE y Calatrava cumple con cuatro de estos cinco puntos que son que las obras deben ejecutar un recubrimiento de la cubierta liso, de superficie uniforme y sin ondulaciones que este ajustado a la curvatura de la cubierta; que el material utilizado en el recubrimiento debe ser de tipo cerámico blanco lo más similar en color y apariencia al recubrimiento originario; que la solución constructiva propuesta requiera un mantenimiento económico y técnicamente razonable y aportar informes técnicos de expertos independientes que avalen que la solución constructiva propuesta tendrá una durabilidad superior a los diez años.

Sin embargo, la propuesta de la UTE y Calatrava no cumple con el quinto requisito, que exigía que deben asumir contractualmente su responsabilidad solidaria frente a cualquier tipo de defecto en el proyecto y ejecución del revestimiento de la cubierta aportando las garantías suficientes mediante un aval o seguro de cobertura de riesgo a 10 años. En este sentido, precisan que la propuesta recibida por parte de la UTE y Calatrava ofrece como garantía de ejecución un seguro a todo riesgo de 3 años y a 10 años de responsabilidad civil, así como una garantía de Calatrava y la UTE pero no solidaria.

Por tanto, CACSA continúa con el proceso legal de reclamación que se inició en la reunión del consejo de administración de la pasada semana y seguirá negociando con Calatrava y la UTE para llegar a un acuerdo amistoso y satisfactorio durante todo este proceso legal.

Además, la Ciudad de las Artes y las Ciencias estudia la convocatoria de un concurso público para la restauración de la cubierta del Palau de les Arts, en caso de que no se llegue a un acuerdo, con el fin de los que los trabajos de reparación se inicien en el menor tiempo posible.