Público
Público

La ciudad de Hong Kong no cuelga el "cerrado por vacaciones" pese al calor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aunque los meses de junio a agosto son los más lluviosos y calurosos para Hong Kong, la ciudad no cuelga el cartel de "cerrado por vacaciones", todo lo contrario, en un desafío frontal a las inclemencias meteorológicas, celebra festivales al aire libre: desde carreras de barcos dragón a "shows" de kung fu.

Por segundo año consecutivo, Turismo de Hong Kong y la Asociación de Barcos Dragón del territorio organizan las vistosas carreras de remos en pleno Puerto Victoria, una competición internacional que abrirá hoy viernes bajo uno cielo poco prometedor, pero que contará -en exposición, según anunciaron los organizadores- con el mayor barco dragón sobre la Tierra.

Con más de 30 metros de eslora, la embarcación ya se ha hecho un hueco en el famoso libro de los récords "Guinness".

La cita, que cerrará el domingo, irá acompañada de una competición paralela, si bien menos atlética: la de beber ingentes cantidades de cerveza.

Para goce de los que se quedan en Hong Kong y para las decenas de miles de visitantes al enclave, ésta no será la única fecha para perderse con el refrescante líquido, ya que el segundo fin de semana de julio el distrito de Lan Kwai Fong celebrará, adelantándose al calendario alemán, su "Beerfest" o Festival de la Cerveza.

En un nuevo golpe de timón hacia la elevación del cuerpo y la mente, uno de los pulmones verdes de Hong Kong, la isla de Lantau, y concretamente su Monasterio Po Lin, acogerá durante los meses de julio y agosto demostraciones de kung fu a cargo de jóvenes maestros Shaolin.

En paralelo a las actividades al aire libre, para aquellos que prefieren evitar precipitaciones, una humedad que fácilmente ronda el 99 por ciento, y unas temperaturas que oscilan entre los 26 y 31 grados centígrados, la cartelera en espacios cerrados se presenta igualmente variada.

Por primer año, la ciudad se apunta a la "Semana de los Restaurantes" (del 11 al 17 de julio), una propuesta que llega del otro lado del Pacífico (EEUU), y que ofrece, en medio centenar de locales, algunos de ellos con estrella Michelin, comidas y cenas a precios reducidos.

El Festival de Ópera China (hasta el 24 de julio), en el que concurren hasta siete géneros diferentes de este tipo de teatro; y el Carnaval Internacional de las Artes (del 8 de julio al 14 de agosto), un evento para ser disfrutado en familia, concurren con la cita gastronómica.

Celebraciones ancladas en tradiciones chinas tampoco faltan durante el periodo estival, destacando el próximo 24 de julio el cumpleaños de Kwan Tai, que tiene lugar cada vigésimo cuarto día de la sexta luna, según el calendario lunar chino.

El Templo Man Mo, una construcción de mediados del siglo XIX situada a un extremo de la concurrida zona de galerías de arte y anticuarios de Hollywood Road, alberga no sólo al dios de la Literatura, sino a Kwan Tai, dios de la guerra y patrón de la Policía y, paradójicamente, también de los gángsters.

Esta figura histórica (del s.III de nuestra era), a la que no falta una llama prendida los 365 días del año, y elaboradas ceremonias durante su aniversario, es un símbolo taoísta de la integridad y lealtad.

Agosto cerrará este año con el Festival de las Siete Hermanas (6 de agosto), dirigido especialmente a los enamorados; y el Festival de los Espíritus Hambrientos (séptima luna), una celebración que parte con el tabú de la muerte en la cultura china, y de la que emanan un sinfín de coloridas (al ojo occidental) supersticiones.