Publicado: 06.11.2013 13:28 |Actualizado: 06.11.2013 13:28

Los ciudadanos constatan la degradación de los servicios públicos en la encuesta del CIS

La mayoría de los ciudadanos es consciente de que sus impuestos deberían financiar los servicios públicos pero un 69,2% cree que se beneficia poco o nada de ello. El 61% afirma que la enseñanza pública no funciona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las consecuencias de la política económica del Partido Popular en los servicios públicos se ven claramente reflejadas en el avance de resultados de octubre que ha difundido este miércoles el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Curiosamente, pese a que el partido del Gobierno, sigue siendo la fuerza que recibe más apoyos, la ciudadanía identifica como los servicios que menos recursos reciben y que peor funcionan los principales focos de su política de austeridad. La dependencia, la enseñanza, la justicia o la asistencia sanitaria copan las principales quejas y denuncias de los españoles, que creen por mayoría que no hay proporcionalidad entre los impuestos que pagan y el empleo que hace el Estado de ese dinero.

Las respuestas a la pregunta "¿Dígame, por favor, si cree que el Estado dedica demasiados, los justos o muy pocos recursos a cada uno de los servicios que le voy a mencionar" desmontan por sí mismas aquello de que los Presupuestos Generales que ha sacado adelante el PP son los más sociales de la historia. El 69,1% estima que el Estado dedica muy pocos recursos a la ayuda a personas dependientes. No se trata de una percepción errónea. El Gobierno ha recortado, según las asociaciones de dependientes, un 49%, eliminando a esta partida un total de 1.049 millones de euros.

Le siguen la sanidad, con el 65,5% que cree que los recursos destinados son muy escasos; la educación pública, de la que el 61% considera que el Gobierno dedica muy pocos recursos y el 28% los justos ─únicamente un 1,2% cree que recibe demasiados impuestos─; la protección al desempleo, con el 60,7% ─los datos del Ministerio de Empleo remarcaban ayer que ha caído tres puntos porcentuales el número de parados cubiertos por los subsidios─.

De ahí, que después, cuando se les cuestiona sobre el funcionamiento de esos servicios, las calificaciones sean pésimas. En lo que se refiere a la enseñanza pública, por ejemplo, un 46,7% dice que funciona poco satisfactoriamente y un 14,3% cree que nada satisfactoriamente. En su defensa sale 25,9%, que afirma que funciona bien, aunque sólo un 2,5% cree que lo hace muy bien.  

El 46,7% de los españoles se dice convencido de que "los impuestos son necesarios para que el Estado pueda prestar servicios público" pero cuando se les cuestiona si la sociedad se beneficia de lo que pagamos en impuestos, la cosa cambia. Un 58% cree que la devolución del Estado a los ciudadanos en medidas sociales son pocas. Además, cuando se personaliza la pregunta, es decir, "¿Diría Ud. que el Estado le da más de lo que Ud. paga en impuestos y cotizaciones, más o menos lo que paga, o menos de lo que paga en impuestos y cotizaciones?", la respuesta es rotunda: el 66,6% cree que menos.

 

 


Es también llamativa la percepción general que los españoles tienen de sí mismos y del resto cuando se habla de impuestos. El 38% cree que, en general, los españoles son pocos conscientes y responsables a la hora de pagar impuestos, pero el 55,3% se ve a sí mismo bastante consciente y responsable.

La percepción sobre lo que se paga de impuestos en España puede parecer distorsionada si se atiende a que, por ejemplo, un 35,2%, la mayoría, cree que los españoles pagan más impuestos que el resto de europeos y el 68,5% dice que pagan muchos impuestos. Sin embargo, que el sistema fiscal es poco proporcional lo ven casi todos los encuestados: un 87,0% no cree que los impuestos se cobren con justicia.