Público
Público

Ciudades, palacios y ruinas se retratan en "Arquitecturas pintadas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ciudades, palacios y ruinas, construcciones inventadas o reales son los escenarios que escogieron muchos artistas para plasmar en sus pinturas, a veces auténticas postales, desde el Renacimiento al siglo XVIII y que desde mañana se podrán contemplar en la exposición "Arquitecturas pintadas".

Más de 140 cuadros integran esta exposición organizada por el Museo Thyssen-Bornemisza y la Fundación Caja Madrid, entre cuyas sedes se han repartido estas obras procedentes de colecciones particulares y pinacotecas de todo el mundo como los Museos Vaticanos, la National Gallery of Art de Washington, la Galería degli Ufizzi de Florencia, el Museo del Prado o Patrimonio Nacional.

Se trata de la primera ocasión en la que el género de las arquitecturas pintadas en general es el protagonista de una exposición ya que hasta ahora sólo se había abordado en tratamientos parciales, ha asegurado hoy Delfín Rodríguez, catedrático de Historia del arte de la Universidad Complutense de Madrid y comisario de la muestra junto con Mar Borovia, jefa de conservación de pintura antigua del Thyssen.

Llevar a cabo esta exposición ha sido un "sueño personal" desde hace varios años para Delfín Rodríguez, que ha destacado las "metáforas" escondidas tras la pintura de arquitecturas y su evolución.

Este género tomó un nuevo rumbo desde su concepto como escenario a partir del Renacimiento con la creciente especialización de los autores para llegar en el siglo XVIII a un estilo que tiene como único protagonista a la ciudad.

Mar Borovia ha recalcado que es una exposición "enormemente trabajada" cuyo proyecto comenzó en 2008, y en la que la principal dificultad ha sido seleccionar las pinturas finales de entre las más de 350 que se consideraron para integrar la muestra.

Aunque muchos de los cuadros son de autores muy conocidos, tanto del área mediterránea como del norte de Europa, los anónimos ocupan también un lugar privilegiado, ha explicado la comisaria.

Clasificada en orden cronológico y temático, "Arquitecturas pintadas" se ha organizado en dos grandes apartados: en el Thyssen, el visitante podrá contemplar obras ejecutadas desde el Renacimiento hasta el siglo XVII, mientras que en la Fundación Caja Madrid se ciñe al XVIII.

Los cuadros con los que se inicia la exposición, del siglo XIV, reflejan una época en la que la pintura de arquitecturas era un aspecto menor y se utilizaba como fondo de escenas generalmente religiosas, género que cultivaron Duccio di Buoninsegna o Franceso d'Antonio.

La simbología y la fantasía que se introducen en la pintura de arquitectura está presente en las obras expuestas en el Thyssen en los dos capítulos siguientes de la colección, "La ciudad histórica: memoria y ruinas" y "La ciudad ideal".

La Torre de Babel, el Coloso de Rodas o el faro de Alejandría son algunos ejemplos de los edificios, ruinas o ciudades surgidas de la imaginación de los autores.

Los grandes artistas del siglo XVII como Annibale Carraci o Claudio de Lorena y sus grandes paisajes con elementos clásicos y de la antigüedad dan paso a vistas de ciudades como Roma o Nápoles, en el último capítulo del Thyssen, con obras de Viviano Codazzi o Gaspar van Wittel.

La exposición continúa en las salas de la Fundación Caja Madrid con "Las ciudades del Gran Tour", donde en "auténticas postales" aparecen vistas de arquitecturas y ciudades principalmente de Italia, con Canaletto, Guardi, Bellotto o Panini.

Pero además de las ciudades italianas, el género se extiende a otros países y, así, pueden contemplarse vistas de Madrid: Atocha, la calle de Alcalá o el Palacio Real, del pintor Antonio Joli.

Las arquitecturas históricas y las ciudades reales se mezclan con edificios imaginarios en el género "capriccio", vinculado a nuevas ideas artísticas que se vieron reflejadas también en un subgénero sobre ruinas.

Todo ello, ha resumido el director artístico del Thyssen, Guillermo Solana, conforman una "delicia visual" que el público podrá contemplar en Madrid hasta el 22 de enero.