Público
Público

Ciutadans dice que el Consejo Audiovisual catalán es un instrumento de la Generalitat

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ciutadans-Partido de la Ciudadanía ha concentrado hoy a sus simpatizantes ante la sede del Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) para denunciar que, en su opinión, es un instrumento de la Generalitat para "mantener el oasis político" y premiar a los medios de comunicación "que aplauden al gobierno".

La concentración ha sido secundada por más de un millar de personas, que han cortado la calle frente a la sede del CAC y han lanzado proclamas en favor de la libertad de expresión y contra el gobierno catalán, en plena polémica por la reciente adjudicación de 83 frecuencias de radio, y que no han otorgado ninguna a la Cadena COPE, Punto Radio ni al Grupo Zeta, entre otros.

El presidente de C's, Albert Rivera, ha aprovechado la concentración para denunciar que el CAC "realiza el trabajo sucio en el sentido político, convirtiéndose en un garante del oasis político nacionalista catalán y su influencia mediática", a la vez que ha criticado que las concesiones se hayan dado "a los que aplauden al poder, y se ha callado a los que critican".

Rivera ha lamentado que "tras 30 años de Constitución tengamos que seguir saliendo a la calle para reivindicar nuestro derecho a la libertad de expresión", y ha asegurado que la concentración no era "para defender a una radio en concreto, sino por la defensa de la libertad de opinión".

Por su parte, el portavoz del partido, Jordi Cañas, ha explicado que las concesiones que se han otorgado son una "muestra más de que el nacionalismo necesita manipular, y el obstáculo que tiene es la libertad de opinión", por lo que usan "entidades con atribuciones censoras", en referencia al CAC, para llevar a cabo esta manipulación.

Entre los gritos de los manifestantes, que han recuperado las caretas en favor de la libertad de expresión de los años 70, han destacado los críticos con el presidente catalán, José Montilla, y contra el CAC, organismo que han tildado de "nazi", así como mensajes de apoyo a la cadena COPE y al periodista Federico Jiménez Losantos, una de las emisoras a las que no se les ha otorgado ninguna licencia.