Publicado: 20.12.2013 20:28 |Actualizado: 20.12.2013 20:28

Clamor en las calles por el "retroceso social de 30 años" que supone la reforma de la ley del aborto

Cientos de personas se concentran frente al Ministerio de Justicia en una protesta convocada por colectivos feministas que ha terminado con tres detenidos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alrededor de medio millar de personas se han concentrado este viernes frente al Ministerio de Justicia contra el anteproyecto de reforma de la ley del aborto aprobado por el Gobierno.

La plataforma Nosotras decidimos ha convocado esta protesta, que ha sido precedida de otras concentraciones a lo largo del día para pedir la dimisión del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y la retirada de este anteproyecto.

Tres personas han sido detenidas durante la concentración y según fuentes policiales se les acusa de resistencia, desobediencia y atentado a un agente de la autoridad.

La movilización, que ha comenzado a las 19:00 horas frente al Ministerio de Justicia, ha contado con la presencia de representantes del PSOE e IU, quienes han asegurado que "recurrirán al Tribunal Constitucional si es necesario" para "garantizar el derecho de las mujeres a decidir".

Entre los colectivos presentes en la manifestación, unidos al grito de "El PP quiere abortos clandestinos", se encontraba la Plataforma de Mujeres en la Diversidad, cuya presidenta, Elena de León, ha manifestado que esta tarde se concentraba ante el Ministerio "porque las mujeres estamos hartas de que nos digan lo que tenemos que hacer"·

El movimiento 15-M también se ha sumado a la protesta, que a las 19.30 de la tarde ya sumaba medio millar de simpatizantes, entre los cuales estaba Mónica, de la Asamblea de Sol y defensora de que "el Gobierno deje de entrar en nuestro útero".

La Policía, presente en el lugar de la concentración con numerosos agentes, ha cortado la Calle de San Bernardo y ha cerrado una de los accesos de Metro de la estación de Noviciado, por la que no paraban de llegar nuevos manifestantes.

Según el anteproyecto de reforma de ley aprobado hoy en el Consejo de Ministros, las mujeres podrán abortar en los casos de violación hasta las doce semanas y en los que exista riesgo grave para la salud física o psíquica de la madre hasta la semana 22.

 

Tres personas han sido detenidas esta tarde durante la concentración de medio millar de personas ante el Ministerio de Justicia contra el anteproyecto de reforma de la ley del aborto aprobado hoy por el Gobierno.

Fuentes policiales han informado a EFE de que los motivos de las detenciones han sido por resistencia, desobediencia y atentado a un agente de la autoridad, procediendo el traslado de los tres a la Brigada Provincial de Información.

La plataforma 'Nosotras decidimos' ha convocado esta protesta, que ha sido precedida de otras concentraciones a lo largo del día para pedir la dimisión del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y la retirada de este anteproyecto.

La movilización, que ha comenzado a las 19:00 horas frente al Ministerio de Justicia, ha contado con la presencia de representantes del PSOE e IU, quienes han asegurado que "recurrirán al Tribunal Constitucional si es necesario" para "garantizar el derecho de las mujeres a decidir".

Las congregadas han criticado el retroceso legal de "más de 30 años" que supone una reforma que consideran "clerical, machista y medieval".

Entre los lemas más coreados se han escuchado las demandas que pedían "aborto retroactivo para Gallardón" y el respeto a la decisión de las mujeres y a la no criminalización al son de "nosotras parimos, nosotras decidimos" Las indignación se ha manifestado enormemente a traves de las redes sociales, llegando a ser "trending topic" en twitter durante algunas horas a través del hashtag #mibomboesmio.

Asociaciones feministas habían convocado a través de internet concentraciones en las prinicipales ciudades del país. La Plataforma Decidir Nos Hace Libres y la Fundación Mujeres habían avisado de que el anteproyecto de Ley de Protección de la Vida del Concebido y los Derechos de la Embarazada representa "un retroceso incluso mayor del anunciado a través de las diferentes intervenciones" y genera un escenario de "imposible cumplimiento" que arrastará a las mujeres al "aborto clandestino o al turismo abortivo".

Su presidenta, María Soleto ha subrayado que la reforma "lejos de arreglar cualquier recomendación de la ONU, como dice el ministro, es de imposible cumplimiento". En declaraciones a Europa Press ha sostenido que el proyecto implica una "tutela intolerable" de los derechos de las mujeres y plantea "una chapuza jurídica" en el tema de las malformaciones fetales.