Publicado: 25.02.2014 13:03 |Actualizado: 25.02.2014 13:03

Clamor internacional contra la ley que criminaliza la homosexualidad en Uganda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, ha firmado una ley que castiga con cadena perpetua los actos homosexuales "con agravantes", norma que endurece la persecución de su Gobierno de una orientación sexual tipificada ya como delito.

La Ley Antihomosexualidad fue aprobada por el Parlamento el pasado mes de diciembre, pero el presidente decidió posponer su entrada en vigor hasta conocer los resultados de un estudio encargado a un grupo de catorce científicos. El grupo concluyó que la homosexualidad "no es genética", sino una opción derivada de una conducta social "anormal".

Encargado tras las numerosas críticas recibidas por parte de la comunidad internacional, el grupo sostiene que "la homosexualidad no es una enfermedad, sino simplemente un comportamiento anormal que es aprendido a través de las experiencias de la vida".

ONU

La Alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Navi Pillay, también ha denunciado esta ley y ha rechazado por completo la cadena perpetua que se aprobará en Uganda, ya que "institucionaliza la discriminación hacia homosexuales y podría alentar el acoso y la violencia contra personas en razón de su orientación sexual".

La ley prevé penas de prisión de cinco a siete años por la "promoción" de la homosexualidad o la "tentativa de cometer" o "ser cómplice" de actos homosexuales, recordó Pillay en un comunicado divulgado hoy en Ginebra.

Pillay subrayó que Uganda está obligada, tanto por su propia Constitución como por el derecho internacional"La desaprobación de la homosexualidad por algunos nunca puede justificar la violación de los derechos humanos fundamentales de los demás", aseguró. Según la máxima responsable de la ONU en derechos humanos, la ley está formulada de forma tan amplia que "sólo puede dar lugar a abusos de poder y a acusaciones contra cualquier persona, no sólo homosexuales".

Pillay subrayó que Uganda está obligada, tanto por su propia Constitución como por el derecho internacional, a respetar los derechos de todos los individuos y protegerlos de la discriminación y la violencia.

La alta comisionada también se refirió a la lucha contra el VIH, un mal que va en aumento en el país, ya que, según dijo, la ley tendrá un "impacto negativo en los esfuerzos para prevenir la transmisión y proporcionar tratamiento a las personas que viven con VIH, además de socavar el compromiso del Gobierno para un acceso no discriminatorio a los servicios de salud".

Alemania

El Gobierno alemán ha condenando hoy la aprobación de esta ley y ha exigido su abolició. También ha criticado la difusión, por parte de un medio local, de una lista con"supuestos 200 homosexuales".

El comisionado del Gobierno alemán para los Derechos Humanos y la Ayuda Humanitaria, Christoph Strässer, cargó con dureza contra el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, que firmó ayer esta nueva normativa, que endurece aún más la persecución de la homosexualidad en ese país.

"Exijo al estado ugandés que proteja a todos sus ciudadanos de la violencia, la exclusión, la discriminación y el castigo arbitrario, y derogue todas las leyes que violan los derechos humanos, entre ellas la ley ayer suscrita contra la homosexualidad", expresó el comisionado alemán en un comunicado.

Suecia

El ministro sueco de Finanzas, el conservador Anders Borg, se ha reunido con activistas pro gays durante su visita a Uganda, tras la pronunciación por parte del presidente de Uganda con respecto a la homosexualidad.

Borg, de gira estos días por varios países del este de África, mantuvo anoche un encuentro informal con un grupo que defiende los derechos de los homosexuales poco después de aterrizar en Uganda, informó hoy la emisora pública Radio de Suecia.

En declaraciones a este medio el ministro sueco criticó la nueva legislación ugandesa, que endurece la persecución de una orientación sexual tipificada ya como delito.

"En nuestra estrategia de cooperación deberemos estudiar cómo seguir siendo activos y señalar a la vez de una forma clara que esta es una ley inaceptable", declaró hoy Borg, que tratará el asunto durante sus reuniones con su homólogo ugandés y el presidente del Banco Central de este país africano.

Los gobiernos danés y noruego ya han anunciado planes para reestructurar o paralizar parte de su ayuda a Uganda tras la aprobación de su nueva legislación antihomosexual.

Estados Unidos

Estados Unidos se encuentra reconsiderando sus relaciones con el país tras estas medidas que ha decidido tomar el presidente del país. "Estamos llevando a cabo una revisión de nuestra relación con Uganda a la luz de esta decisión", apuntó hoy el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en su rueda de prensa diaria.

Carney se refirió a las palabras que el presidente estadounidense, Barack Obama, emitió tras conocerse que su homólogo ugandés firmaría la ley. "En lugar de permanecer del lado de la libertad, la justicia y la igualdad de derechos de sus habitantes, hoy, lamentablemente, el presidente de Uganda dio un paso hacia atrás con la firma de la legislación que penaliza la homosexualidad", insistió el portavoz.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, aseguró por su lado que es "un día triste" para los derechos humanos del país africano y reiteró el rechazo de Estados Unidos a esta decisión. "Durante estos cuatro años desde que se introdujera la ley, hemos dejado claro de manera cristalina que esta viola flagrantemente las obligaciones sobre derechos humanos que la propia Comisión de Derechos Humanos de Uganda ha reconocido que están consagrados" en su Constitución, dijo Kerry.