Público
Público

Clemente acepta dirigir la selección de Irán y viajará a Teherán "en un futuro próximo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El técnico español Javier Clemente es esperado en Irán "en un futuro próximo" tras haber aceptado firmar el acuerdo con la Federación de Fútbol Iraní (FFI) para dirigir la selección nacional de este país durante los próximos tres años.

Según confirmó hoy el vicepresidente de la FFI, Mahdi Tay, citado por la agencia IRNA, la federación iraní ha recibido hoy un fax enviado por el técnico español, en el que éste asegura que acepta el acuerdo.

"Clemente ha enviado un fax a la federación, en el que dice que acepta dirigir a la selección iraní hasta 2010", dijo Tay, y reiteró que "de esta forma, el técnico viajará a Irán en un futuro próximo".

Por otro lado, el responsable iraní desmintió informaciones en la prensa local de que la FFI haya mantenido negociaciones con el ex futbolista argentino Diego Maradona.

El técnico español -que ganó dos ligas y una Copa con el Athletic de Bilbao y guió al Espanyol de Barcelona a una final de la Copa de la UEFA- concluyó el pasado jueves una visita de varios días en Irán, en la que asistió al partido entre Siria e Irán en el marco de los preparativos para la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, en el que empataron 0-0.

En este partido, no quiso sentarse en el banquillo sino lo siguió desde el palco.

Antes de abandonar Teherán prometió a los responsables de la FFI enviarles desde España su última palabra respecto al acuerdo para dirigir la selección nacional de Irán.

Fuentes iraníes habían hablado de desacuerdos relacionados con la residencia de Clemente en Irán, ya que los responsables iraníes se empeñaban en que sólo puede salir de este país dos veces al año.

El ex seleccionador de España y Serbia había manifestado repetidamente su intención de no vivir en Irán, sino de viajar cuando lo requieran los compromisos de la selección.

El vicepresidente de la FFI, quien confirmó hoy Clemente acepta ya el acuerdo, no aclaró sin embargo cómo han sido resuelto los supuestos desacuerdos.