Público
Público

El 'climagate' agita el clima a las puertas de la cumbre

Los escépticos se aferran al escándalo de los e-mails para frenar las negociaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cambio climático no ha sido causado por la actividad humana, según declaraciones del negociador climático de Arabia Saudí, Mohammad Al-Sabban. El también consejero de Economía del Ministerio del Petróleo y los Recursos Minerales del país árabe afirmó que espera que no se alcance ningún acuerdo en la Cumbre del Clima que comenzará el lunes en Copenhague.

Al-Sabban se suma así a la lista de escépticos del cambio climático que se frotaron las manos cuando miles de correos electrónicos del Centro de Investigación del Clima (CRU) de la Universidad de East Anglia (Reino Unido) fueron publicados en Internet la semana pasada.

Algunas frases de los correos han sido sacadas de contexto para argumentar que el cambio climático es un invento de la comunidad científica. El climagate, como se denomina popularmente al suceso, le ha costado el puesto al director del CRU, Phil Jones, que dimitió cautelarmente esta semana. La Universidad de East Anglia envió un comunicado ayer en el que declaró que abrirá una investigación para examinar los correos y 'determinar si existe prueba de manipulación'.

El economista experto en cambio climático Nicholas Stern denunció que quienes publicaron los correos lo hicieron en un momento crítico: 'Ha creado confusión'. Lo mismo opina la especialista india Malini Mehra: 'Es un claro atentado para desacreditar la evidencia científica y sembrar confusión a las puertas de Copenhague'. La actitud de Arabia Saudí 'no sorprende viniendo de una economía dependiente de los combustibles fósiles', añadió. Uno de los destinatarios de los correos de Jones, el paleoclimatólogo de la Universidad del estado de Pensilvania (EEUU) Michael Mann, aclaró que 'hay un consenso entre los científicos del mundo de que el cambio climático es real y debemos afrontarlo'.

Mientras que los científicos de la página web realclimate han empezado a incluir enlaces a sus fuentes de datos para que la ciencia sea lo 'más abierta y transparente posible', los negacionistas siguen aferrados a su postura. 'Aquellos que abogan por no hacer nada no quieren ver el progreso en Copenhague', denunció Mann; 'En lugar de ello han fabricado esta falsa controversia para distraer al público y a los políticos con el fin de tratar de frustrar el acuerdo', concluyó.

El Gobierno indio anunció ayer que reducirá la cantidad de CO2 que emite por cada unidad de PIB entre un 20% y un 25% para 2020 respecto al nivel de 2005.

El ministro de Medio Ambiente, Jairam Ramesh, declaró que se tomará esta medida “independientemente del acuerdo que se alcance en Copenhague”.

Sin embargo, añadió que “no hay ninguna posibilidad de que India acepte una reducción de emisiones legalmente vinculante”.

Nueva Delhi ha pedido ayuda financiera a los países desarrollados para poder adaptarse a una tecnología más limpia.