Público
Público

Clinton apoya mantener los estímulos fiscales hasta que se recupere la economía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton ha respaldado hoy la política de estímulos fiscales de España, y en general de los gobiernos europeos, para reactivar la economía, si bien ha dejado claro que deben volver al equilibrio presupuestario o al superávit cuando la economía salga a flote.

En una conferencia pronunciada esta tarde en Sevilla, organizada por la Escuela Andaluza de Economía de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), el que fue presidente estadounidense entre los años 1993 y 2001 ha precisado que es "conservador desde el punto de vista financiero y fiscal" y, por tanto, ha considerado que el equilibrio presupuestario o el superávit es una "cuestión de seguridad y soberanía nacional".

No obstante, se ha mostrado a favor de aumentar el gasto público para estimular la economía en esta etapa de recesión hasta que la situación sea más favorable, y ha apuntado que, si España sigue en recesión, la UE debería tener normas con más margen de maniobra para estimular la economía y después volver al equilibrio presupuestario.

Tras pedir disculpas porque es la segunda vez que España se ve perjudicada por una crisis iniciada en Estados Unidos, Clinton ha incidido también en la necesidad de acometer una estrategia energética global, que puede desempeñar el papel para cambiar el modelo económico, al igual que hace unos años ocurrió como las tecnologías de la información.

En este sentido, ha ensalzado la transformación iniciada por España en el campo energético, aunque no la ha podido concluir al haberle golpeado fuertemente la crisis, si bien ha sostenido que "no debe abandonar su compromiso con un futuro energético limpio".

Ha calificado de "fantástica" la actuación de España en el campo de las energías renovables y ha sostenido que, a pesar de los avances en este sector, la crisis le ha azotado porque todas las "economías tenían un punto débil" y, en el caso español, era sobre todo la rama inmobiliaria.

Por tanto, es necesario, en general, diversificar la economía y planificar las estrategias de los gobiernos y empresariales a largo plazo y, aunque ha considerado que la tasa de paro de España "no es sostenible", ha añadido que se han hecho algunas cosas bien y hay que seguir trabajando en el terreno de las energías renovables.

Ha emplazado a los gobiernos y a la sociedad en general a no tener "miedo, a correr riesgos responsables, a probar y a cambiar", ya que hay que "aprender de las lecciones de esta crisis" y arreglar lo que está mal, pero "no todo está mal".

Bill Clinton, que ha recordado que la primera vez que visitó Sevilla fue hace cuarenta años, se ha mostrado optimista sobre el futuro y ha asegurado que la crisis se podrá superar con reformas.

En su conferencia, a la que han asistido unos 700 invitados, entre ellos varios consejeros del Gobierno andaluz, el ex presidente de Estados Unidos ha dejado constancia de las desigualdades crecientes que hay actualmente en el mundo y que también forman parte de la raíz de los problemas, ya que crean inestabilidad política y social.

La lucha contra el cambio climático es otra de las preocupaciones expuestas por Clinton en su intervención, en la que dejó claro los esfuerzos de Estados Unidos por combatir sus efectos, si bien ha indicado que los problemas de financiación impiden adoptar decisiones de más calado al respecto.

Ha defendido la idea de construir un mundo donde haya más igualdad, de responsabilidades y beneficios compartidos y donde haya más ganadores y menos perdedores, y ha asegurado que, si eso se consigue, el siglo XXI será "el más emocionante, próspero y pacífico que ha conseguido la humanidad".