Público
Público

Clinton promete presionar por un estado palestino

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, se comprometió el martes a presionar a favor de un estado palestino, poniendo a Washington en un posible rumbo de colisión con el primer ministro israelí designado, Benjamin Netanyahu.

"Pensamos que avanzar hacia una solución de dos estados beneficia a Israel", declaró Clinton, refiriéndose a la creación de un estado palestino junto a Israel, en una rueda de prensa con la ministra israelí de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni.

"Nuestra evaluación es que, a la larga, la inevitabilidad de trabajar hacia una solución de dos estados es ineludible", declaró.

Netanyahu, con quien Clinton se reunirá posteriormente, ha hablado de autogobierno palestino, pero ha eludido decir que respaldaría una solución de dos estados para el conflicto de Oriente Próximo.

Viajando a Jerusalén tras asistir a la conferencia de donantes en Egipto para la Franja de Gaza, Clinton reafirmó la visión del Gobierno de Obama de la paz entre israelíes y palestinos.

"Estados Unidos estará enérgicamente comprometido en la búsqueda de una solución de dos estados en cada paso del camino", declaró Clinton. "El camino que tenemos por delante, lo reconocemos, es difícil, pero no hay tiempo que perder".

En la rueda de prensa, Clinton también dijo que el Gobierno de Obama enviaría a dos responsables a Siria para discutir temas bilaterales.

"Vamos a enviar a dos responsables a Siria. Hay una serie de cuestiones que tenemos entre Siria y Estados Unidos, así como las preocupaciones regionales que Siria obviamente plantea", declaró.

Netanyahu, que chocó a menudo con el Gobierno estadounidense cuando Bill Clinton, el marido de la secretaria de Estado, estaba en la Casa Blanca, fue elegido por Peres tras las elecciones israelíes del mes pasado para que intente formar un Gobierno.

Tiene suficiente respaldo parlamentario para reunir un gobierno derechista, pero ha estado intentando, sin éxito hasta ahora, formar una coalición centrista que podría reducir las posibilidades de fricción con Estados Unidos.

Netanyahu apoya la expansión de los actuales asentamientos judíos en la ocupada Cisjordania, una política a la que se opone Washington y que los palestinos dicen que podría negarles un estado viable.