Público
Público

Clinton propone crear dos Estados independientes como solución al conflicto

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, transmite al presidente israelí la voluntad de Obama y 'da un toque' a Netanyahu sobre los asentamientos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras la llegada de Obama a la presidencia de EEUU todo el mundo confiaba en que el país iba a cambiar radicalmente de la noche a la mañana. Puede que no todo sea tan radical, pero las palabras de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, este martes en su primera visita a Israel, sí que abren una puerta al optimismo.

Clinton avisó al presidente hebreo, simon Peres, de que EEUU presionará para que de las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos se consiga el compromiso de la creación de dos estados separados e independientes, tema casi tabú para determinados sectores de la sociedad judía.

'Durante la Conferencia de donantes ya expresé que el presidente Obama y yo queremos una solución al conflicto que termine en la construcción de dos Estados y apoyaremos a la Autoridad nacional Palestina para conseguirlo', dijo Clinton en Tel Aviv.

Estas declaraciones han sido interpretadas como un primer pulso de Obama a Israel. El presidente norteamericano ve clave para calmar los ánimos en Oriente Medio, la solución al conflicto israelo palestino. EEUU va a seguir apoyando a Israel, pero considera que un impulso a la formación de un Estado palestino ayudará a resolver muchos de los problemas que Bush ha dejado en la zona.

Esto no es más que un pequeño aviso al futuro primer ministro, Benjamin Netanyahu, y a la coalición de derechas que piensa encabezar. No obstante, para no crear más tensiones de las necesarias, Clinton dio su visto bueno y anunció todo su apoyo a Netanyahu en su nueva andadura para formar gobierno. El líder del Likud apoyaría un gobierno autónomo palestino pero nunca la creación de dos estados separados.

Ya en la época de Bill Clinton como presidente, Netanyahu chocó de frente con la visión que su Administración tenía sobre este tema.

Sobre la mesa está además el problema de los asentamientos. Ayer, la ONG Paz Ahora, hizo públicos unos datos del propio gobierno israelí que indican que se ha comenzado la construcción de más de 73.000 viviendas en Cisjordania, algo considerado inaceptable tanto por Washington como por los palestinos.

Pero Clinton también fue clara durante la Conferencia: EEUU condena las acciones de Hamás y le exige que reconozca al Estado de Israel.