Público
Público

Clinton seduce a la Unión Europea con la nueva diplomacia de EEUU

Washington apuesta por que Bruselas se convierta en un "socio estratégico fundamental" 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La nueva secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, constató este viernes en Bruselas que la Unión Europea está dispuesta a recoger el guante del multilateralismo tendido por Barack Obama. Clinton, que el viernes finalizó una visita de tres días a la capital comunitaria, mantuvo una reunión con Karel Schwarzenberg, el ministro de Exteriores de la república Checa, que preside este semestre la UE, y los jefes de la diplomacia comunitaria, Javier Solana (a quien Clinton se refirió como 'el señor Solano') y BenitaFerrero-Waldner.

Clinton, que en su visita también coincidió con los ministros de Exteriores de la OTAN, reivindicó a la UE como 'socio estratégico fundamental' y pidió trabajar conjuntamente por 'acuerdos vinculantes' para combatir el cambio climático, y una postura común ante la crisis económica y la lucha contra el terrorismo. Clinton y los representantes de la UE mostraron una sintonía total en todos los asuntos de la reunión, incluido Oriente Próximo. De Bruselas, la ex primera dama se trasladó a Ginebra donde cenó con su homólogo ruso, Serguei Lavrov. Antes de la cena Clinton dijo a los medios que el objetivo de ambos países era renovar el START, el tratado sobre la reducción de misiles estratégicas, hasta finales de este año.

EEUU todavía no ha decidido qué presos de Guantánamo podrán ir a Europa

Reproches a Moscú

Clinton constató la nueva etapa que EEUU abre también con Rusia, con quien la OTAN restableció el jueves relaciones, pero alertó a Moscú de que hablar no significa estar de acuerdo. 'Hay áreas en las que discrepamos totalmente y no vamos a pasarlas por alto', aseguró la nueva secretaria de Estado. Entre los reproches de Washington están la invasión de Georgia el pasado mes de agosto y el reconocimiento unilateral de dos de sus territorios, Abjasia y Osetia, como países independientes.

Además, EEUU recrimina a Moscú los contactos con Irán para la venta de misiles de largo alcance y sus presiones sobre la República Checa y Polonia, donde el escudo antimisiles estadounidense, autoría del anterior presidente, George Bush, tendrá dos bases. En este capítulo, Clinton felicitó a los 'líderes visionarios' de ambos países por acoger las dos bases, que 'protegerán a toda Europa' de las 'nuevas amenazas para la seguridad' como 'Irán o las redes terroristas', aseguró.

Clinton alertóa Moscú de que hablar no significa estar de acuerdo

Sobre la acogida de presos de Guantánamo, que los 27 han debatido en varias reuniones, Clinton calmó los ánimos de los socios de la UE y recordó que EEUU está revisando 'cada uno de los expedientes' antes de anunciar el número de recluidos que podrían instalarse en Europa. 'Si vemos apropiado que un detenido sea reubicado, lo discutiremos con nuestros amigos y socios, como la UE', aseguró Clinton.

Ferrero-Waldner agradeció 'la nueva disposición' de Obama en comparación con la de su predecesor en cuanto al cambio climático, campo en el cual 'EEUU y la UE tienen que llegar a conclusiones vinculantes en Copenhague', donde a final de año se celebrará una cumbre mundial organizada por la ONU de donde saldrá un compromiso climático sucesor del Tratado de Kyoto.