Público
Público

El club deberá pagar a Hacienda 60 millones por irregularidades en los noventa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicepresidente económico del Barcelona, Joan Boix, informó hoy de que el club azulgrana deberá pagar a Hacienda 60'3 millones de euros en concepto de las actas levantadas por el fisco, en las que se detectaron irregularidades en las retenciones que se habían realizado en el pago de los salarios a los futbolistas en los tramos 1990-1993 y 1996-1999.

El Barcelona deberá hacer frente a dos pagos. El primero, por valor de 25'3 millones de euros, correspondiente a las temporadas comprendidas entre 1990 y 1993, bajo la presidencia de Josep Lluís Núñez, cuando los salarios de los jugadores se abonaron de una forma irregular, según la investigación de Hacienda.

"En aquella época existía la política de pagar a los jugadores la mitad de sus salarios a través de una sociedad que gestionaba sus derechos de imagen, que soportaba una fiscalidad mucho más baja que las de las personas físicas", explicó Boix durante su intervención en la asamblea de socios y en respuesta a la pregunta de un compromisario.

Tras conocer la investigación abierta por Hacienda, el club la impugnó durante el mandato de Núñez. Los recursos llegaron al Tribunal Supremo, que dictó sentencia condenando al Barcelona a abonar 25'3 millones de euros para compensar las irregularidades en los pagos a los jugadores entre 1990 y 1993, además de impuestos.

El segundo tramo, por valor de 35 millones de euros, corresponde al período entre 1996 y 1999, también con Núñez como presidente. Aunque aún no existe sentencia en firme, el club da por hecho que deberá pagar dicha cantidad para satisfacer las demandas de Hacienda.

El vicepresidente económico informó de que la junta de Josep Lluís Núñez "había provisionado" el pago de la multa a Hacienda, "pero no los intereses" que deberá asumir ahora el Barcelona bajo el mandato de Laporta.

El propio presidente corrigió a Boix al matizar que las actas fiscales "estaban provisionadas, pero no había dinero" en la caja para pagarlas, por lo que se refirió a una "provisión parcial". También recordó: "En ningún caso corresponden a la gestión de esta junta directiva".

Cuestionado, además, por dos de los grandes pilares económicos del club, los contratos con Mediapro y Nike, Boix informó de que Mediapro aporta al Barcelona "un fijo anual de 120 millones de euros" y de que el club "ha recuperado los derechos audiovisuales a nivel internacional en el sentido de que recibimos el dinero directamente de la UEFA y no a través de Sogecable".

Sobre la relación contractual con Nike, el vicepresidente económico matizó que el club recibe "30 millones de euros al año con unos variables que pueden llegar hasta los 40" en función de los títulos obtenidos.

En su turno de respuesta a las preguntas de los compromisarios, Boix también informó del coste económico de la consecución del 'triplete' en cuanto a primas y extras en los salarios deportivos. "La Liga costó trece millones, la Copa, entre cinco y nueve, en función del contrato de cada jugador, y la Champions, 16 millones", informó.

También apuntó Boix que la moción de censura que la junta afrontó el verano pasado tuvo un coste de un millón de euros.