Público
Público

La CNE avala el pacto Sacyr-Pemex en Repsol y fortalece a Del Rivero

El presidente de la constructora busca el difícil apoyo de sus consejeros de cara a una previsible batalla legal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Asalto para Luis del Rivero, presidente de Sacyr, en la pugna que libra con su homólogo en Repsol, Antoni Brufau, por el poder en la primera petrolera española. El Consejo de Administración de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) concluyó que no procede aplicar la denominada Función 14 (que le permite vetar operaciones empresariales) a la alianza sellada hace un mes por Sacyr y la estatal mexicana Pemex en Repsol, como pedía esta última.

La primera petrolera española argumentaba que el pacto, con el que Pemex y Sacyr buscan dar un giro a su gestión (entre ambas, controlan un 29,8%), afecta a Gas Natural, participada por Repsol y presente en actividades reguladas, para las que la CNE tiene veto. Dar la razón a Repsol, según la CNE, habría supuesto una interpretación 'incierta e insegura' de la ley. El regulador subraya que las actividades reguladas de Gas Natural 'no resultan imputables como propias' a la petrolera, porque no forman parte del mismo grupo empresarial.

La CNE subraya que Gas Natural y Repsol no son la misma empresa

Según algunas fuentes (la CNE no lo confirma), la decisión de dar vía libre a la alianza se adoptó en una reunión que comenzó por la mañana y terminó entrada la tarde, con el voto a favor de los cuatro consejeros próximos al PSOE, incluyendo al ponente, el catedrático Tomás Gómez. Según esas fuentes, los dos vocales nacionalistas votaron en contra y el representante cercano al PP se abstuvo.

Tras conocer la resolución de la CNE, Sacyr insistió en que el pacto con Pemex asegura la 'españolidad' de Repsol.

La inhibición del regulador es un espaldarazo para Luis del Rivero, que necesita urgentemente que la cúpula de la constructora le apoye en el Consejo de Administración ordinario de hoy, de cara a la batalla legal que puede desencadenarse. Sacyr ya anunció ayer que estudiará acciones legales ante el órdago del Consejo de Repsol de exigirle que rompa su alianza con Pemex.

El tiempo corre en contra de Del Rivero, que deberá pactar con La Caixa

El máximo órgano de gestión de la petrolera también abrió la puerta al cese de los tres consejeros de Sacyr (primer accionista, con el 20%) y al vocal de Pemex (9,8%) al endurecer el régimen de incompatibilidades del Consejo. La estrategia recuerda a la adoptada por Iberdrola para frenar a ACS, en una pugna que ya está en los tribunales.

Del Rivero ya lleva varias batallas judiciales a sus espaldas. Ahora tiene abierta la que le enfrenta a dos accionistas principales de Sacyr: el inversor Juan Abelló y el dueño de la petrolera Disa y de la cervecera Damm, Demetrio Carceller, que agrupan el 25% de la constructora, frente al más del 40% del núcleo de Del Rivero.

Abelló y Carceller están presionando a Del Rivero para que aparque sus formas agresivas en su batalla por el poder en Repsol y por apartar a Brufau. Quieren que negocie con La Caixa, que es la que manda en Repsol, pese a tener el 12,5%. La única solución es que Del Rivero llegue a un acuerdo con La Caixa, apuntan fuentes empresariales. Aunque suponga ceder ante la caja que preside Isidre Fainé. El tiempo juega en contra de Sacyr, que debe convencer antes de fin de año a los bancos de que le refinancien los 4.900 millones de la compra del 20% de Repsol. Una vía para persuadirles de que la inversión es rentable pasa por demostrar que va a ser un socio estable, con poder en la petrolera, pero sin batallas judiciales que la pongan en riesgo.