Público
Público

El CNI implica a la CIA en la toma de contacto con los secuestradores

La agencia estadounidense considera a Mauritania un foco de yihadismo creciente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Agencia Central de Inteligencia estadounidense, la CIA, colabora estrechamente en el plan de rescate de los tres cooperantes españoles secuestrados en Mauritania que lidera el CNI. Según fuentes de la lucha antiterrorista, la CIA se ha convertido en el principal apoyo de los espías españoles en la zona por dos razones: se trata del servicio de inteligencia occidental con mayor despliegue en la zona y cuenta con los medios técnicos más avanzados de localización. Desde los atentados del 11-S, el Departamento de Estado considera al Sahel zona de atención preferente.

Las antenas del CNI que operan en la capital, Nouakchott, y en la ciudad costera de Nouadibu, utilizaron a sus colaboradores para enviar un mensaje a los secuestradores a través de los clanes tribales del país. Los agentes del CNI recibieron una respuesta afirmativa para concretar un contacto con el grupo o con algún intermediario que designe. El contacto debería tener lugar en la zona fronteriza del noreste del país,utilizada como refugio por Al Qaeda para el Magreb Islámico.

París también busca a un ciudadano francés secuestrado en Mali

Estados Unidos ha destinado 100 millones anuales desde 2005 a la Iniciativa Trans-Sahariana Contraterrorista (TSCT). Ésta consiste en la formación de los Ejércitos de nueve países, incluidos Mauritania y Mali, pero también destina parte de los fondos al desarrollo económico de la zona.

El tercer servicio de inteligencia occidental implicado en la búsqueda es la Dirección General de Seguridad Exterior, el espionaje francés. París trata de liberar a uno de sus ciudadanos, secuestrado en el noreste de Mali tres días antes del ataque al convoy de los españoles. La posibilidad de que el mismo grupo esté detrás de ambos secuestros ha intensificado la colaboración de los franceses con el CNI.

El Gobierno mauritano cesa al responsable de la lucha antiterrorista

Los agentes occidentales han recabado igualmente la ayuda de los países de la zona, que colaboran en la búsqueda. Por contra, Marruecos se ha apresurado a vincular al Frente Polisario con el secuestro de los tres cooperantes españoles. El Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí difundió ayer una nota en relación con la acción de protesta que mantiene en Lanzarote la activista saharaui Aminatou Haidar. En la misma, acusa a los residentes en los campamentos de Tinduf de 'connivencia' con los grupos terroristas que operan en el Sahel.

Por otra parte, Mauritania destituyó ayer al jefe de Estado Mayor de la Gendarmería, general Ahmed Ould Bekrine, una medida que la prensa mauritana relaciona con el secuestro de los españoles, informa Trinidad Deiros. La Gendarmería está al frente de la lucha antiterrorista y debe garantizar la seguridad en las carreteras.

El Gobierno intenta cortar el flujo de información sobre la operación de búsqueda de los cooperantes. Pretende que los captores no saquen ventaja de lo publicado por los medios españoles. Así, ha centralizado en el Ministerio de Asuntos Exteriores toda la información. La consigna es no ofrecer datos hasta que los cooperantes estén a buen recaudo. A pesar de ello, Exteriores emitió ayer un comunicado tras la primera reunión mantenida por uno de los comités de seguimiento, el de carácter técnico, en la que decía que “se continúa trabajando en las gestiones encaminadas a determinar la localización exacta de los secuestrados”. Este grupo se volvió a reunir por la tarde. También lo hizo el comité encabezado por la vicepresidenta primera del Gobierno. Aún no ha llegado a Mauritania el portavoz que enviará Exteriores.