Público
Público

La CNMV expedienta a la banca por las preferentes, cuatro años después

Elvira Rodríguez informa al Congreso de que se aplicarán sanciones a nueve grupos financieros. Reconoce que "no aplicaron las normas más estrictas" al colocar estos productos. En 2012, las reclamaciones aumentaron a 10.900,

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuatro años después de que estallara la burbuja inmobiliaria y la banca encontrara en el negocio de las preferentes el modo más rápido para aumentar su capital, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha reaccionado. Su presidenta, Elvira Rodríguez, ha anunciado este miércoles durante la presentación en el Congreso del primer informe de la comisión de seguimiento sobre la venta de preferentes y deuda nominal, que va a abrir acciones disciplinarias a 9 grupos financieros con un nominal afectado de 6.212 millones de euros. Según explicó, el objetivo de esas sanciones es crear una disciplina que permita que no se vuelva a repetir en el futuro un problema de estas características.

En septiembre de 2012, según informó la propia CNMV, eran 11 las entidades susceptibles de ser investigadas. Rodríguez reconoció que los bancos no aplicaron 'las normas más estrictas correspondientes al servicio de asesoramiento, básicamente el test de idoneidad, que es más exigente que el de conveniencia' y, de hecho, esto se puede ver en las reclamaciones que se resolvieron en 2012, de las que un 65% se cerraron a favor de los inversores, por falta de información. En febrero de este año, la propia Rodríguez aseguró que la CNMV podía haber hecho más por controlar la situación.

En 2009, el entonces presidente, Julio Segura, ya advirtió a las entidades financieras de que se estaban arriesgando mucho con las preferentes y exigió que la información a los inversores fuera 'clara y breve, en lenguaje llano'. Ese año fue el que más productos híbridos se emitieron, precisamente porque la banca necesitaba recapitalizarse. Por detrás de 2009, los otros años en los que más actividad hubo fueron 2001, 2004, 2007 y 2011. En total, según explicó, se han hecho emisiones por un valor de 115.000 millones de euros que tuvieron tres millones de suscriptores.

Bankia, Catalunya Caixa y Novacaixagalicia han centrado parte de su intervención al ser las tres entidades que más problemas pasaron y crearon.  Hasta el 10 de mayo, la primera había recibido un total de 44.316 solicitudes de arbitraje, que actualmente se encuentran en fase de estudio. Además, ha dicho que a 3 de abril la entidad había recibido 1.138 reclamaciones judiciales, fruto de las cuales se han obtenido 12 sentencias favorables al reclamante, una desfavorable, tres archivadas y 1.122 pendientes de resolución.

Ya hay 12 sentencias judiciales en contra de Bankia por la venta de preferentes En cuanto a Catalunya Caixa, ha precisado que esta entidad inició el proceso de arbitraje el 11 octubre de 2012 y hasta ahora ha recibido 10.000 reclamaciones arbitrales, de las que un 23% ha recibido un laudo positivo y el resto están pendientes de laudo. En el caso de Novacaixagalicia, el arbitraje se inició el 20 julio de 2012 y hasta el momento se han admitido 17.189 reclamaciones, de las que el 93% ha obtenido laudo positivo.

El año pasado, además, registró un gran aumento de reclamaciones. En total 10.900 por las 2.000 que se habían recibido en cada uno de los años anteriores. Esto, según Rodríguez, ha provocado 'un aumento significativo de la carga de trabajo de los servicios técnicos, que dado los recursos humanos limitados, está provocando una indeseada dilación en la respuesta'.

Durante su comparecencia, Elvira Rodríguez también ha destacado la situación de inestabilidad de los mercados en 2012, un hecho que tuvo su reflejo en el volumen global de emisiones netas, que ascendió a 4,6 billones de dólares, un 22,2 % menos. Respecto a los mercados de renta fija, el volumen de operaciones en el mercado de deuda pública experimentó una 'considerable reducción', pasando de 20,3 billones de euros en 2011 a 14,4 en 2012. A finales de 2012, el saldo vivo de los valores de renta fija admitidos a negociación en los mercados secundarios oficiales de renta privada se mantuvo estable respecto a 2011, aunque la negociación alcanzó los 3,18 billones, el 57,3 % menos que en 2011.