Público
Público

La CNMV pide que los accionistas debatan sueldos de consejeros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha pedido al Gobierno que los accionistas de las sociedades cotizadas tengan plena capacidad legal para deliberar en junta sobre la política retributiva de sus consejeros, dijo el martes el presidente del organismo supervisor, Julio Segura.

"Exactamente el 15 de octubre la Comisión envió al Gobierno una propuesta sobre el tema de retribuciones que consistía realmente en que la junta general de accionistas (de las empresas) debía aprobar la estructura y los criterios de retribuciones", dijo Segura en el marco de la presentación de un estudio sobre el papel del derecho en la crisis.

En la actualidad, la política retributiva de los consejeros la fijan los consejos de las entidades o sus comisiones de retribución.

El código de buen gobierno simplemente recomienda que se consulte con la junta la estructura salarial de sus directivos pero se trata de recomendaciones sin carácter vinculante.

Asimismo, el presidente del organismo supervisor añadió que la CNMV también había solicitado al Ejecutivo varias medidas encaminadas a reforzar la transparencia de las empresas.

Entre las peticiones figuraba la obligatoriedad de que las sociedades publiquen la política retributiva de los consejeros de forma individualizada y no de forma global como hasta ahora y que se fije igualmente por ley el carácter independiente de los consejeros.

Además, la CNMV también realizó recomendaciones de carácter más general para que los componentes variables que cobran los consejeros estén relacionados con la sostenibilidad y la eficiencia de la empresa, tanto a largo plazo como a corto y que el ejercicio de las opciones sobre acciones esté limitado en el tiempo, según Segura.

Durante la actual crisis financiera los abultados sueldos de los consejeros de empresas internacionales y nacionales han sido objeto de críticas de los accionistas, sobre todo en el exterior, donde algunas entidades apoyadas con capital público mantenían elevadas retribuciones para sus directivos.