Público
Público

COAG cifra en "un mínimo" de mil millones los daños de la crisis del pepino

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de COAG, Miguel López, ha cifrado en "un mínimo" de mil millones de euros el dinero necesario para resarcir los daños ocasionados por la denominada "crisis del pepino", por lo que ha considerado "humillante" la propuesta de la UE de 150 millones.

López ha hecho estas declaraciones durante el transcurso de un acto promocional en defensa de las frutas y hortalizas españolas, organizado por COAG, en una céntrica plaza madrileña.

"Sanas, seguras, sabrosas. Consúmelas", ha sido el lema de este acto en el que se han repartido 40.000 kilos de productos como tomates, pepinos, sandías o melocotones y al que se han sumado organizaciones de consumidores y representantes del mundo de la comunicación y del deporte.

El dirigente de la organización agraria ha dicho que el sector productor ha perdido por la denominada "crisis del pepino" 350 millones de euros.

López, en rueda de prensa junto a responsables de varias organizaciones de consumidores, ha recordado que España es el primer exportador mundial de frutas y hortalizas , que reúne un total de 250.000 explotaciones, y que el sector genera la mitad del empleo agrario y representa una producción con valor de 15.000 millones de euros.

Además, ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que consuman productos españoles y para que "nadie dude del sistema productivo español", de su calidad y de los controles "rigurosos" de la producción.

López ha planteado la necesidad de que el problema surgido tras la aparición de un brote infeccioso de la bacteria "E.coli" en Alemania debe ser gestionado desde la Unión Europea, a quien también ha reclamado una ayuda "que no nos insulte, sino que sirva para reparar la situación y dar liquidez al sector para los próximos años".

El presidente de la Unión de Consumidores de España (UCE), José Ángel Oliván, ha llamado a la implicación de los ciudadanos para que el sector recupere "el prestigio que se merece" y ha defendido que todos los sistemas de control de los cultivos están "contrastados" en España.

Por parte de la Confederación de Consumidores y Usuarios, Cecu, Ana Echenigue ha considerado una "vergüenza" que se haya culpado a los pepinos españoles del brote infeccioso sin pruebas y que en esta situación se hayan detectado "agujeros negros en la trazabilidad que no dependen de España", por lo que ha llamado al apoyo general al sector.

El portavoz de la Asociación General de Consumidores Asgeco, Jean-Bernard Audureau, ha subrayado que "no se puede demonizar a un sector" como se ha hecho en este caso con el hortofrutícola y ha planteado la necesidad de un "modelo de producción, distribución y consumo más sostenible y a precios justos".