Público
Público

Coágulos graves son comunes en pacientes con enfermedad pulmonar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una revisión de estudiosprevios sugirió que hasta uno de cada cuatro pacienteshospitalizados por agravamiento de la enfermedad pulmonarobstructiva crónica (EPOC) tendrá un coágulo en los pulmones,un problema potencialmente fatal llamado embolia pulmonar.

La EPOC, que es una enfermedad progresiva que dificulta larespiración, provoca tos con mucha mucosidad, sibilancias,disnea, presión en el pecho y otros síntomas.

Fumar es la principal causa de EPOC; la mayoría de lospacientes fuman o fumaban, pero la enfermedad está asociadatambién con la exposición prolongada a otras sustanciasirritantes de los pulmones, como la contaminación del aire ylos humos químicos.

Sus dos componentes principales son el enfisema y labronquitis crónica, que dañan las paredes pulmonares, lo quedificulta la respiración.

"En los pacientes con crisis de EPOC suficientemente gravescomo para hospitalizarlos, debería controlarse la emboliapulmonar", recomendó el equipo del doctor Don D. Sin, de laUniversity of British Columbia en Vancouver.

En el 30 por ciento de las crisis de EPOC, se ignoran lascausas, precisó el equipo en la revista Chest. Aunque lospacientes con EPOC tienen riesgo de sufrir una emboliapulmonar, se desconoce con qué frecuencia ocurre durante lascrisis.

La nueva revisión se concentró en cinco de 2.407 estudiospublicados. Se analizaron datos de 550 pacientes.

Los resultados sugieren que uno de cada cinco personas conuna crisis de EPOC tenía embolia pulmonar. Pero en lospacientes hospitalizados por una crisis, la tasa de embolia eraaún más alta: uno de cada cuatro.

El equipo no observó diferencias en los signos o lossíntomas iniciales entre los pacientes con y sin emboliapulmonar.

Los autores sostienen que se necesita un estudiomulticéntrico para analizar ese tema, ya que aunque lasrevisiones como ésta "son herramientas útiles para sintetizarlas evidencias disponibles, no reemplazan los resultados de unensayo clínico bien diseñado".

FUENTE: Chest, marzo del 2009