Público
Público

La coalición alemana aprueba prolongar la vida de las centrales nucleares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El tripartito que forma la coalición a las órdenes de la canciller federal, Angela Merkel, acordó esta noche prolongar la vida de las 17 centrales nucleares alemanas una media de 12 años como parte de su nuevo concepto energético para el país a medio y largo plazo.

Los ministros alemanes de Medio Ambiente, el cristianodemócrata Norbert Röttgen, y el titular de Economía, el liberal Rainer Brüderle, anunciaron al término de diez horas de debate en la Cancillería Federal que los consorcios energéticos pagarán a cambio ayudas multimillonarias para el desarrollo de energías alternativas.

Mientras Röttgen se refirió a una "apreciable aportación" para el fomento de las energías renovables, Brüderle fue mas concreto al comentar que los consorcios energéticos deberán aportar hasta 15.000 millones de euros.

El compromiso alcanzado contempla que las plantas atómicas construidas a partir de 1980 puedan prolongar su vida hasta 14 años, mientras las más antiguas tendrán una actividad suplementaria de 8 años.

Esto significa que las últimas centrales nucleares alemanas serán desconectadas en 2040, mientras el acuerdo anterior, suscrito por la coalición socialdemócrata-verde de hace dos legislaturas, estableció que la energía atómica desaparecería en 2025.

Con independencia de este acuerdo, los cuatro grandes consorcios energéticos alemanes -E.on, EnBW, RWE y Vattenfall- deberán pagar a partir de 2011 y durante seis años una tasa nuclear suplementaria de 2.300 millones de euros, que revertirá en su totalidad en los presupuestos federales con el fin de reducir la deuda acumulada del Estado.

Asimismo deberán hacer una aportación especial para el desarrollo de la energía ecológica de 300 millones anuales entre 2011 y 2012, y de 200 millones de euros anuales entre 2013 y 2016.

La coalición gubernamental -formada por cristianodemócratas (CDU), socialcristianos bávaros (CSU) y liberales (FDP)- cuenta con que su decisión sobre las plantas nucleares sea ratificada por el Bundestag, el parlamento federal, sin necesidad de pasar posteriormente por el Bundesrat, donde carece de mayoría.

Sin embargo, la oposición socialdemócrata (SPD), verde y de La Izquierda, así como varios estados federados, han anunciado que recurrirán al Tribunal Constitucional para tumbar el proyecto de ley del gabinete de Merkel.

El anuncio de la prolongación de la vida de las centrales nucleares trajo consigo inmediatamente una lluvia de críticas desde la oposición y los movimientos ecologistas y antinucleares, cuyos miembros se manifestaron masivamente ante la Cancillería este domingo.

El líder parlamentario de los verdes y antiguo ministro de Medio Ambiente, Jürgen Trittin, expresó su preocupación ante la amenaza de que la ampliación de la vida de las plantas atómicas se extienda incluso hasta 2050.

"Nuestros hijos, pero también nuestros nietos se van a ver confrontados con esa peligrosa fuente de energía", dijo Trittin, mientras el presidente del SPD, Sigmar Gabriel, acusó al Gobierno de romper pactos alcanzados en legislaturas pasadas.