Público
Público

Cobertura sobre uso antidepresivos niños no fue adecuada:estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un nuevo estudio sobre lacobertura mediática de las advertencias para el uso pediátricode antidepresivos y el riesgo de conductas suicidas en niñosafirma que las noticias no dieron una mirada general delproblema.

El estudio, realizado por un equipo de la Yale UniversitySchool of Public Health, concluye que muchas noticias de laprensa y la televisión no aportaron suficiente informaciónsobre las acciones que la Administración de Alimentos yMedicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés)adoptó en el 2003 y 2004 sobre el uso pediátrico de esosfármacos.

Las preocupaciones sobre la seguridad de los medicamentossurgieron en el 2003, cuando estudios asociaron el uso deparoxetina (Paxil) con un aumento del riesgo de pensamientos yconductas suicidas en niños y adolescentes.

Tras una investigación, la FDA agregó en el 2005 suadvertencia más alta llamada "caja negra" en el uso deantidepresivos en niños y adolescentes para llamar la atenciónsobre los posibles riesgos. En el 2007, extendió su advertenciaa los adultos de entre 18 y 24 años.

Muchos psiquiatras criticaron esas advertencias porque,decían, alejaban a la población de un tratamiento efectivo parala depresión, que es la causa principal de suicidio.

Y estudios previos habían sugerido que las advertenciasdispararon no sólo una reducción del uso pediátrico deantidepresivos, sino también un aumento del 8 por ciento en lossuicidios de menores en el 2004. Ese aumento, en un año, fue elmayor en 15 años.

Los críticos acusaron que la cobertura mediática de lasadvertencias de la FDA fue clave en la reducción del uso deantidepresivos en niños.

Para el nuevo estudio, publicado en Pediatrics, lasdoctoras Colleen L Barry y Susan H. Busch analizaron la calidadde las noticias en los medios sobre el tema tras tres medidasde la FDA en el 2003 y el 2004.

Al analizar 167 noticias en los principales diarios ycanales de TV, el equipo halló que el 98 por ciento informócorrectamente que el uso pediátrico de antidepresivos estabaasociado con la aparición de pensamientos y conductas suicidas,y no con el riesgo de cometer suicidio en sí.

De todos modos, Barry and Busch señalaron que la coberturavarió mucho más al incluir "mensajes de salud claves", que laFDA enfatizó en sus advertencias.

Pocas noticias (13 por ciento) mencionaron que si un niñova a dejar el fármaco, no debería hacerlo abruptamente, sinoreduciendo la dosis. Sólo el 43 por ciento de las noticiasmencionó la importancia de controlar a los niños tratados conantidepresivos y sólo el 40 por ciento señaló que la fluoxetina(Prozac) era el único antidepresivo aprobado para la depresiónpediátrica.

La exclusión de esos mensajes es un tema importante,escriben Barry y Busch, porque darles a los padres esainformación los habría ayudado a reducir riesgos con losantidepresivos.

El estudio incluyó también mediciones de la neutralidad delas noticias.

Reveló que cuando las notas incluían anécdotas, el 89 porciento era sobre un niño que había sufrido algún daño por eluso de antidepresivos y sólo el 36 por ciento, a un niño queobtuvo buenos resultados.

Por otro lado, los expertos entrevistados fueron máspropensos a decir que los beneficios del uso de antidepresivospediátricos superaron a los riesgos, y no viceversa.

El efecto neto, según Barry y Busch, fue que la mayoría delas noticias (62 por ciento) tuvieron un mensaje neutral. Pero,el resto tendió a mostrar que los riesgos de los antidepresivossuperaban los beneficios.

Para el equipo, la forma en que todo esto pudo modificar eluso de antidepresivos en niños y adolescentes "escapó alestudio".

De todos modos, agregan, los resultados destacan el hechode que a medida que la decisión médica se vuelve máscomplicada, "los periodistas de salud deben proporcionarle alpúblico información cada vez más compleja".

FUENTE: Pediatrics, enero del 2010.