Público
Público

Cobrar el paro será posible a mitad de 2011

El pasado miércoles, el Consejo de Ministros dio luz verde al proyecto de ley que regula la protección para los autónomos que cesen involuntariamente en su actividad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pasado miércoles, el Consejo de Ministros dio luz verde al proyecto de ley que regula la protección para los autónomos que cesen involuntariamente en su actividad. El proyecto está en el Congreso, que comenzará la tramitación del texto a mediados de enero. La aprobación definitiva y su publicación en el BOE se espera entre junio y julio. A partir de ahí, tendrán que pasar doce meses, esto es, mediados de 2011, para que los primeros autónomos comiencen a percibir la prestación.

Los trabajadores por cuenta propia que quieran acceder al subsidio por desempleo deberán acreditar una serie de requisitos. Uno es, precisamente, tener al menos 12 meses cotizados inmediatamente anteriores al cese de actividad. Por ello, una vez publicada en el BOE la ley que regule la prestación, tendrá que pasar un año hasta que los autónomos puedan solicitarla.

Para las asociaciones,los requisitosson 'excesivos'

Precisamente, las condiciones que hay que aducir para ser beneficiario centran las críticas de las asociaciones de autónomos, que las consideran excesivamente duras. Habrá que acreditar una pérdida de ingresos del 40% en el último año o del 30% en los dos años anteriores, un requisito que ATA considera 'excesivo'. O bien tendrán que demostrar que tienen cantidades adeudadas superiores al 50% de sus ingresos. La pérdida de la licencia para operar será también motivo para percibir la prestación, siempre y cuando no haya sido por falta o delito del trabajador.

Las autónomas víctimas de violencia de género también tendrán derecho al paro. Los trabajadores económicamente dependientes deberán demostrar que su cliente principal ha cancelado su contrato de forma injustificada o está en concurso de acreedores.

ATA también propone que se aumente la cotización prevista para el paro, del 1% para los autónomos que ya coticen por accidente laboral y enfermedad profesional, y del 1,5% para los que no. Cotizar por este concepto será imprescindible para percibir la prestación. Con el aumento de la cotización, ATA quiere que la cantidad a percibir sea mayor (en principio, la cuantía será del 70% de la base cotizada durante el último año). Por su parte, UPTA no planteará grandes cambios al proyecto, aunque sí solicitará la creación de un fondo de reserva con los remanentes de la prestación que sirva para reorientar a los autónomos que queden en paro.

En cualquier caso, será durante el debate parlamentario cuando se concreten todas las propuestas.