Publicado: 05.12.2014 18:19 |Actualizado: 05.12.2014 18:19

Coca-Cola "incumplirá" la sentencia de la Audiencia Nacional que anuló su ERE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Coca-Cola Iberian Partners ofrece un empleo a todos sus trabajadores". Parece un mensaje positivo, pero tras él se encuentran 351 vidas que van a cambiar radicalmente, al menos de lugar. La embotelladora de Coca-Cola afirma lo anterior en un comunicado en el que también asegura que acatará el auto de la Audiencia Nacional del pasado 21 de noviembre, que le obligaba a readmitir a 351 empleados afectados por el ERE que no se acogieron a los términos ofrecidos por la empresa. Pero lo hará "recolocándoles en alguno de los centros operativos" de la compañía.

En los próximos 30 días, explica, notificará a estos trabajadores (la mayoría empleados en la planta de Fuenlabrada, ahora cerrada tras la reorganización de las embotelladoras) los detalles de su reincorporación y mantendrá los 18.000 euros en concepto de ayuda para el desplazamiento a las localidades donde sean recolocados.

El comunicado del embotellador subraya que "según fuentes jurídicas de la empresa, la resolución de la Audiencia Nacional no contemplaba la reapertura de las plantas afectadas, incluyendo el centro de Fuenlabrada". Todo lo contrato opinan los sindicatos, que se aferran a la sentencia del pasado junio, que declaró nulo el ERE. "Nulidad del despido colectivo recurrido y el derecho de los trabajadores afectados a la reincorporación a su puesto de trabajo, condenando solidariamente a las empresas demandadas a la inmediata readmisión de sus respectivos trabajadores despedidos, con abono de los salarios dejados de percibir", decía la sentencia de la Audiencia, recurrida al Tribunal Supremo.

Ayer, la Confederación Sindical de Comisiones Obreras advertía -temiendo que este fuera el siguiente paso de Iberian Partners tras el auto que le obligaba a aplicar provisionalmente la sentencia de junio hasta que sea resuelta- que "si a los trabajadores se les señalase un destino distinto de la planta donde trabajaban, la empresa estaría incumpliendo el auto".

Según ha confirmado a Público José Vicente Canet, secretario de Acción Sindical de la Federación Agroalimentaria de CCOO, el sindicato ya ha informado al tribunal de la intención de la compañía en un escrito entregado esta semana. "El auto da a Coca-Cola la posibilidad de readmitir a los trabajadores en sus anteriores puestos, es decir en su anterior centro de trabajo, o pagar los salarios provisionalmente aunque no haya producción", remarca el sindicalista, que añade que "si no hay readmisión en esos términos es porque la empresa está optando por una opción que no es posible".

Coincide con esta tesis Antonio Baylos, catedrático de Derecho al Trabajo por la Universidad de Castilla-la Mancha, consultado por este diario. Según explica, una readmisión en Derecho Procesal "obliga a la empresa a reincorporar a los afectados en los puestos que tenían inmediatamente antes del hecho denunciado", esto es: en la anterior planta, "que sigue existiendo aunque esté cerrada", prosigue.

El incumplimiento de una sentencia, advierte CCOO, violaría el artículo 24 de la Constitución y también podría denunciarse por la vía penal, matiza Baylos. La única opción de Iberian Partners para cumplir con los requisitos legales es "seguir pagando a los trabajadores afectados, mantenerlos en sus puestos anteriores y entonces intentar de nuevo la reordenación de trabajadores y centros que ha sido anulada".

Según asegura Canet, eso es lo que debería hacer Coca-Cola Iberian Partners hasta que el Supremo se pronuncie sobre este expediente, algo que no se contempla "como mínimo, hasta el verano de 2015".

Esta sentencia es la única oportunidad de los trabajadores y sus representantes para mantener abiertos las cuatro plantas cerradas pese a ser rentables y productivas y a pesar de que la empresa acometió el despido colectivo con beneficios millonarios. Los centros clausurados fueron los de Fuenlabrada, Alicante, Palma de Mallorca y Colloto (Asturias).