Publicado: 04.02.2014 18:34 |Actualizado: 04.02.2014 18:34

Coca-Cola prevé 27 millones de ahorro tras los despidos y los cierres

Según datos de Coca-Cola Iberian Partners, el nuevo modelo de distribución circular que llegará tras la aplicación del ERE reducirá la "capacidad ociosa" de las plantas. PSOE e Izquierda Plural se compromete

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Coca-Cola Iberian Partners, la empresa embotelladora resultado de la fusión de las siete existentes, ha cuantificado en 27 millones de euros el ahorro que supondrá su nuevo modelo de distribución circular. Un modelo que, junto a la integración de las siete empresas, ha precisado de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) por el que serán despedidos 750 trabajadores, se cerrarán cuatro fábricas en España y 500 empleados serán recolocados en otras plantas.

Frente a los despidos y los cierres, la empresa presidida por la catalana Sol Daurella asegura que la cadena de suministros recibirá una inversión de 15 millones de euros una vez que se clausuren las fábricas de Fuenlabrada (Madrid), Alicante, Palma de Mallorca y Colloto (Oviedo).

El cierre de la planta madrileña ha resultado incomprensible para los sindicatos por su nivel productivo y su posición central en el mapa además de ser la que más empleados tiene. Algo por lo que sus trabajadores están en huelga indefinida desde el pasado 31 de enero. Este cierre y el de Alicante obligan, según datos de la compañía, a aumentar la producción, el equipamiento y la capacidad de almacenamiento de la planta de Valencia [propiedad de la familia Gómez Trénor, segundo máximo accionista del nuevo grupo]. Pero también aumentará la producción de la de Sevilla [de la embotelladora Rendelsur, cuyos propietarios, la familia terrateniente Mora Figuerosa, es el tercer mayor accionista de Coca-Cola Iberian Partners], Barcelona [propiedad de la propia Daurella] y Bilbao [de la empresa Norbega, participada por Daurella y controlada por el empresario Víctor Urrutia, también con gran poder accionarial en la nueva compañía].

Los actuales almacenes de la planta de Oviedo y Mallorca se reemplazarán por externos y cerrarán. La única inversión en Madrid serán la destinada al Eco-platform, almacén utilizado por Casbega, cuya propiedad es en un 70% del Grupo Coca-Cola Iberian Partners. Éste podría incrementar su actividad al aumentar la capacidad de recepción de volúmenes para suplir determinadas funciones del almacén actual de Madrid, que dejaría de operar.

En la actualidad, existen 11 fábricas y 73 líneas en el territorio español, con límites de producción y comercialización territoriales y distintas líneas de producción, y con capacidad "ociosa", según la firma, en todas las plantas, al no alcanzar ninguna el 80% de la capacidad en los periodos de máxima producción (meses pico).

El objetivo de la firma es buscar un mapa de plantas de producción que permita los máximos ahorros totales del sistema, manteniendo la atención a la demanda actual, tanto en cantidad como en calidad.

Para ello, apuesta por un mapa circular del área industrial, que supondrá un ahorro de unos 26 millones de euros respecto a un mapa radial, consolidando la producción en siete centros de trabajo (La Coruña, Bilbao, Barcelona, Valencia, Málaga Sevilla y Tenerife) y cerrando Fuenlabrada (Madrid), Alicante, Oviedo y Palma de Mallorca.

Las movilizaciones que ha desatado el ERE se han secundado este martes de forma masiva en todas las plantas del país. Los sindicatos convocaron paros de dos horas por turno en todas las fábricas embotelladoras y delegaciones comerciales que han sido "masisvos", según ha informado UGT en un comunicado. Los paros serán de 24 horas los días 18 y 20 de febrero y son complementarios a las huelgas indefinidas, que ya están en marcha en las plantas afectadas por los cierres como la de Fuenlabrada (Madrid) y Alicante, a las que se sumará el centro de Palma de Mallorca a partir del día 10 de febrero.

Además está convocada una concentración de trabajadores en todas las embotelladoras de Coca-Cola este viernes a las 11.30 horas frente a la sede social del Grupo Coca-Cola Iberian Partners y una manifestación estatal en el próximo 15 de febrero en Madrid.

Fitag UGT confía en que la "contundencia del apoyo a los paros haga recapacitar a la dirección de la empresa y procedan a retirar este ERE brutal e injusto" que afecta a 1.250 trabajadores y el cierre de cuatro plantas de la multinacional de bebidas refrescantes en España.

El PSOE y la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) se han comprometido a "presionar" al Gobierno para que evite el ERE, según han señalado la portavoz socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, y el diputado de IU-ICV-CHA por Asturias, Gaspar Llamazares, en declaraciones a los medios tras reunirse con representantes de los sindicatos UGT y CC.OO.

Soraya Rodríguez ha criticado que la multinacional plantee un ERE con el pretexto de haber experimentado una "variación en sus ventas en los tres últimos meses", que para la diputada es normal en el "contexto de crisis y contracción del consumo" que vive el país pero que no es suficiente para justificar una medida de esta envergadura dado que Coca-Cola "mantiene e incrementa sus beneficios".

Para la socialista, Coca-Cola "no puede pretender incrementar sus beneficios a costa del empleo". "Si se quiere mantener la relación de afecto y cariño de los españoles con la marca, Coca-Cola no puede pretender destruir empleos por codicia, para incrementar los beneficios empresariales a costa de los empleos de trabajadores que llevan muchos años en la empresa en España", ha insistido.