Público
Público

Cocaína negra, inodora e invisible

La Policía interviene 16,5 kilos de esta droga transformada como falsos fondos de bolsas de viaje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía Nacional se ha incautado en Madrid de 16,5 kilos de 'cocaína negra'. La droga procedía de Brasil y había sido transformada por expertos 'cocineros', mediante un complejo proceso químico que modifica completamente su aspecto, su olor y su textura. Al manipular la droga con cloruros férricos, ésta se convierte en color negro y desaparece su característico aroma a acetona, por lo que es indetectable. Por último, la coca adquiere una forma sólida y rígida, muy similar al caucho. Al moldearla, parece el fondo de una maleta. Al llegar a su destino, los 'cocineros' devuelven la coca a su estado y color original mediante un proceso que es proporcionalmente inverso al de su fabricación.

Se trata de uno de los nuevos métodos empleados por los narcotraficantes para intentar colar la droga en España y burlar los sistemas de seguridad y vigilancia de las autoridades. El narcótico es muy difícil de descubrir porque parece goma y se camufla muy fácilmente. Además, tampoco puede ser detectada por las máquinas de rayos-x ni por los perros adiestrados. 'Ni siquiera los tests de narcóticos la identifican. Es casi imperceptible', admiten fuentes próximas a la investigación.

La droga requisada habría alcanzado un valor de un millón de euros en el mercado. La operación comenzó hace varias semanas, cuando agentes de la Brigada Central de Crimen Organizado detectaron un aumento de 'correos' procedentes desde Brasil con escala en Portugal. Fue así como localizaron a dos jóvenes de origen rumano, de 21 y 20 años de edad, que habían utilizado esta ruta y cuya actitud resultó muy sospechosa.

Vuelo sin equipaje

Las mujeres, que volvían de los carnavales brasileños, llegaron a Madrid sin equipaje. Tras alojarse en un hotel, reclamaron a la compañía aérea sus maletas en un vuelo posterior procedente de Lisboa. El destino de estas bolsas era, además, un hotel ajeno al que se encontraban alojadas. La Policía detectó este movimiento extraño y montó un dispositivo de vigilancia. Cuando recogieron el equipaje, las dos chicas, que no residían en España, fueron detenidas.

En el registro llegó la sorpresa. 'Era muy novedoso. La cocaína estaba manipulada de tal manera que formaba parte de la propia bolsa de viaje. Las láminas de coca eran la base de la maleta', explica un responsable policial. Es la primera vez que se incauta un alijo de estas características en España aunque en Perú se detectó una partida similar el año pasado.